Mirada Internacional | ¿Cuál es el destino de la Unasur?

Este proceso se creó con el fin de construir un espacio de integración y unión con preeminencia en el diálogo político

La sede de la Unión de Naciones del Sur (Unasur) está ubicada en la mitad del mundo, en las afueras de Quito, Ecuador. El edificio costó 43,5 millones de dólares. Este inmueble, que tiene cinco plantas, es realmente un emblema majestuoso, revelador del proyecto que tiene sus fundamentos en el ideal bolivariano.

Más allá del tema de la sede, ha sido motivo de preocupación no solo el hecho de que la estructura física de la Unasur, en lo sucesivo tendrá otra finalidad: una Universidad Indígena, sino que Argentina, Brasil, Colombia, Chile y Perú decidieron no participar en las distintas reuniones y poner de manifiesto que se saldrán de la Unasur desde que Bolivia asumió la presidencia pro témpore para los años 2018-2019, evidencia de que están apostando a otros propósitos. Y para alcanzarlos es necesario desmembrar todo cuanto huela a unión.

Vale recordar que los países que forman la Unasur son Argentina, Bolivia, Brasil, Paraguay, Uruguay, Perú, Chile, Venezuela, Ecuador, Guyana, Surinam y Colombia. Este conglomerado representa cerca de 400 millones de habitantes (aproximadamente el 68% de la población de América Latina), y tiene el objetivo de “construir, de manera participativa y consensuada, un espacio de integración y unión en lo cultural, social, económico y político entre sus pueblos, otorgando prioridad al diálogo político… con miras a eliminar la desigualdad socioeconómica, lograr la participación ciudadana… y reducir las asimetrías en el marco del fortalecimiento de la soberanía e independencia de los estados”.

Es, pues, preocupante que una idea que tuvo un un propósito unionista, que debe trascender las tensiones de los gobiernos de turno, esté en riesgo de desaparecer. Hasta el mismo Lenín Moreno, presidente de Ecuador, habría señalado los beneficios de este mecanismo de integración. Pero pretenden imponerse la lógica y los intereses de quienes realmente gobiernan al mundo, en desmedro de los intereses de los pueblos y de su soberanía. No obstante, el juego no ha terminado.

_________

Mayéutica Mundial

Actualmente, parece que el neoliberalismo se abre paso en América Latina. Se evidencia en países como Argentina, Brasil, Chile, Colombia y Ecuador. El caso más emblemático resulta Argentina, donde el “paquetazo” impulsado por Mauricio Macri ha hecho mella en la sociedad. Áreas como el transporte y los servicios públicos aumentaron 233% desde su llegada al poder. La respuesta de los trabajadores del metro, bancarios, estatales y docentes ha sido poner en marcha las huelgas.
En tal sentido, el libro La Decadencia del Imperio, de Immanuel Wallerstein, desarrolla el tema relativo a los procesos inherentes a la historia global del capitalismo y analiza el sistema-mundo y su estructura desigual.
Otro autor tan interesante como Wallerstein es Raúl Zibechi, quien nos recuerda en su libro Dispersar el Poder, las consecuencias ocasionadas por la embestida neoliberal de los años 90 y comienzos del 2000, cuando el pueblo boliviano se impuso ante la tentativa de que las transnacionales privatizaran el agua. O Ecuador con sus indios levantados contra el neoliberalismo, demostrando que es posible deslegitimar al sistema.

Actualidad

Así está el Mundo del Trabajo

Lailen Batista (*)
“Según cifras de la Organización Internacional del Trabajo, alrededor de 317 millones de personas en el mundo son víctimas de accidentes de trabajo y más de 2,3 millones de personas mueren anualmente por accidentes o enfermedades laborales (…) Se calcula que la carga económica que asumen los países en el mundo a causa de la accidentalidad laboral puede estar alrededor del 4% del PIB global cada año”.
Estas cifras deben ocupar a los gobernantes del mundo, porque la contradicción capital-trabajo está dejando un importante número de trabajadores con lesiones físicas, dolor, pérdida de trabajo, rehabilitación, discapacidad parcial, permanente o total; enfermedades ocupacionales y lo más cruel: familias desmembradas por accidentes laborales, así como enfermedades ocupacionales como el cáncer por exposiciones a agentes cancerígenos y respiratorias, que ascienden al tercer lugar entre la mortalidad relacionada con el trabajo.
En el mundo laboral actual los gobernantes de los países capitalistas persiguen el objetivo de garantizar la mayor ganancia con menor costo. Así, se inicia en Argentina con Mauricio Macri la Reforma de la Ley de Riesgo del Trabajo, provocando despidos masivos… En síntesis: una flexibilización laboral. Brasil, con Michel Temer, impone la Reforma Laboral del Sistema de Jubilaciones a 65 años, tanto en mujeres como en hombres y aumenta la jornada laboral a 12 horas, amén de promover la Ley de Subcontratación (tercerización). Ecuador, con Lenín Moreno, también se dirige con paso firme hacia el neoliberalismo.
Ante este panorama mundial, Venezuela resiste con su Presidente Obrero Nicolás Maduro Moros, los embates del imperialismo. El fin: dignificar a la clase trabajadora en lo material y espiritual.

Visión global

Van 178 líderes sociales asesinados en Colombia

Amnistía Internacional (AI) condenó el asesinato de defensores de derechos humanos en Colombia. Dijo que estas conductas continúan bajo un manto de “impunidad” y la mirada inerte del presidente Juan Manuel Santos y del mandatario electo Iván Duque. Según la Fiscalía, 178 líderes sociales han sido asesinados desde 2016.

MARBELYS MAVÁREZ LAGUNA

Únase a la conversación