Mirada internacional | La no injerencia como bandera

No hay duda que la situación en Venezuela es compleja, pero tampoco debe haberla en torno a qué actor es el llamado a...

Creo que ninguna toma de posesión fue tan atípica como la asumida por el presidente Nicolás Maduro. Más allá de cualquier posición política o jurídica (que tiene sus propias complejidades y sus verdades), lo cierto es que existe un afán singular desde el plano internacional por incidir en las decisiones y acciones de l@s venezolan@s. Eso se denomina injerencia.

Estados Unidos, a través de Mike Pompeo, así como el grupo de Lima (especialmente Colombia, Brasil, Perú) han insistido en que se desconozca a Maduro como Presidente, aun cuando fue electo por el pueblo venezolano en mayo de 2018 para un período de 6 años. Además, la oposición venezolana como legítimo actor político también tuvo su oportunidad de participar. Lo hizo, pero no logró su objetivo.

A lo anterior se suma la posición de Julio Borges, quien pidió a los gobiernos de Colombia, Paraguay, Argentina, Chile y Perú, actuar unidos para poner fin a la “dictadura” en Venezuela. Y los medios de difusión masivos que no han desmayado en hacerse eco de “la necesidad de salir de Maduro”.

El Primer Mandatario se juramentó ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) basado en el artículo 231 de la CRBV. No obstante, ha sido realmente “anormal” la posición de países que forman parte del escenario internacional. Presiones de toda índole. Medios como Nuevo Herald, Voa, Sumarium, Panamericana de Perú, Blu Radio. Por su parte, la vocera de la diplomacia de la Unión Europea, Maja Kocijancic, reiteraba su llamado a una nueva elección presidencial. Desde luego, “libre y justa” desde la concepción “eurocéntrica”.

Sin embargo, en el contexto mundial están ocurriendo asuntos de especial significado: China y Estados Unidos se reunieron para dar inicio a las conversaciones para poner fin a la guerra comercial que mantienen ambos países desde junio de 2018. Pdvsa firmó un acuerdo de $400 millones con la empresa francesa Maurel & Prom para subir la producción de petróleo en el Lago de Maracaibo, estado Zulia. Según la BBC el Parlamento británico votará por el acuerdo de Brexit el próximo 15 de enero.

Existe además un Proyecto, el 2045, que generará una transformación en las relaciones humanas; en tanto el multimillonario ruso, Dimitry Itskov, se ha empeñado en su intención de dedicar sus recursos a lograr la inmortalidad. Es realidad. No se trata de ciencia ficción.

En lo inmediato coexisten intereses sobre la extensa zona venezolana, rica en petróleo pesado y extrapesado, ubicada al norte del río Orinoco. Comprende parte de los estados Guárico,

Anzoátegui, Monagas y Delta Amacuro, desde el suroeste de la ciudad de Calabozo, en Guárico.

También hay apetencias por los pozos convencionales. Aunque esto es solo la punta del iceberg.

Venezuela tiene más recursos para la industria de las telecomunicaciones, de computación, para la nanotecnología… Hay mucho material para un nuevo paradigma de vida… A ratos insospechado.

Tal contexto explica la pretensión injerencista de algunos países. Y pese a nuestra realidad, que es realmente avasallante y dura, nuestros asuntos debemos resolverlos l@s venezolan@s.

Entretanto, sigo leyendo sobre el contexto global en relación con Venezuela. Y me encuentro con esto: “se ha constatado el aterrizaje de helicópteros artillados de EEUU en una base aeronaval en Darién”, Panamá, tal como lo publica el portal resumenlatinoamericano.org.

Los llamados al desconocimiento del presidente Maduro han sido tan intensos como la zozobra creada en el pueblo venezolano, amén del miedo en aquellos países que desean que sus asuntos sean resueltos por sus connacionales. Esa debe ser la bandera… Bolsonaro, Duque y Pompeo, deben abocarse a sus temas, pues están usurpando la soberanía del pueblo venezolano.

Visión global | ¿Hay crisis en México por la gasolina?

Según medios locales, 6 estados mexicanos sufren desabastecimiento de gasolina debido a la decisión de Pemex de bloquear varios gasoductos para hacer frente a los “huachicoleros” (personas dedicadas al robo y venta ilegal del combustible, algo así como los bachaqueros en Venezuela). Ahora la gasolina es transportada en cisternas. “Hay gasolina suficiente en el país para abastecer a la población”, aseguró el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador. Lo cierto es que México importa más de 70% de su combustible

Mayéutica Mundial | 1984, de George Orwell

El libro 1984, de George Orwell, nos permite comprender lo que está ocurriendo en torno al poder. 1984 es un libro con una historia singular, futurista. Es una crítica a los totalitarismos y a la opresión del poder. La historia se sitúa cronológicamente en 1984, en una sociedad inglesa dominada por un sistema de colectivismo burocrático controlada por el Gran Hermano, quien todo lo sabe, todo lo ve… Winston Smith decide rebelarse ante un gobierno que controla cada uno de los movimientos de sus ciudadanos y castiga a aquellos que delinquen, incluso, con el pensamiento. Consciente de las terribles consecuencias que puede acarrear la disidencia, Winston se une a la ambigua Hermandad por mediación del líder O’Brien. Paulatinamente, sin embargo, el protagonista va comprendiendo que ni la Hermandad ni O’Brien son lo que aparentan, y que la rebelión, al cabo, quizá sea un objetivo inalcanzable. Se trata de un magnífico análisis del poder y de las relaciones y dependencias que crea en los individuos.

MARBELYS MAVÁREZ LAGUNA

Únase a la conversación