Moral y luces | Los valores se basan en la igualdad y el respeto

Para David Nieves, Chávez enseñó que los marxistas podían hacer una revolución con los cristianos, con Simón Rodríguez, con Zamora…

David Nieves es un marxista que cree, más que en Dios, en la gente y en sus valores. Desde siempre es un mar de simpatía y buena vibra y así lo evidenció, una vez más, frente al reportero gráfico Javier Campos cuando éste le hizo las fotos que ilustran este trabajo. Allí David desplegó la mejor de sus sonrisas. La amena charla y sesión fotográfica fue realizada en El Laguito, ubicado en el Paseo Los Próceres, una tarde hermosa en medio del vuelo y cantar de aves y graznidos de guacamayas. Una conversa que se quedó corta ante la historia que ha construido este personaje que forma parte de los grandes ligas del movimiento guerrillero.

—Hablemos de los valores del venezolano.

—El venezolano ha perdido sus valores éticos y morales en esta sociedad porque no ha sabido entender la época en la cual estamos viviendo. Es una época de una nueva patria y de una nueva concepción de la vida, de una nueva manera de vernos los unos a los otros y no ha logrado entender que hace muchos años atrás a nosotros nos inculcaron que al ser humano se le debe respeto. Para mí los valores se basan en la igualdad, y no es la igualdad en relación con el sexo, sino a la igualdad y el respeto al pensamiento, a la tristeza, a la igualdad del llanto y a la igualdad económica. Nosotros empezamos a transitar ese camino poco a poco dentro de esta sociedad, y nos enseñaron también el respeto que se debe sentir hacia los mayores y, más que respeto, es una consideración especial que se ha perdido.

—¿Cuáles son esos valores?

—Se han perdido valores que se ponen en juego con esta guerra económica. Porque la guerra económica no es simplemente el hecho de que haya tiros contra metralleta o metralleta contra tiros.

No. La guerra económica se circunscribe también a la quiebra de la ideología. Te da lo mismo lo que piense el otro y no evalúes el pensamiento y lo sometas a corrección y enseñanzas para superarse. Hay valores que se han acabado. Ahora nadie pide la bendición. Yo tengo 78 años y tengo una tía viva y yo le pido la bendición. Yo soy ateo, yo no creo en Dios, pero a mí me enseñaron desde pequeño que eso era un valor que le debía a mis cóngeneres y a mis padres como una acción de respeto. Estamos viviendo en una sociedad que, si no nos damos una sacudida bien grande, la perdemos.

Chávez y los valores

Por fortuna, tenemos el pensamiento del presidente Chávez que fue quien nos inculcó unos valores que estaban perdidos. Chávez nos enseñó que los marxistas podíamos hacer una revolución con los cristianos, que podíamos hacer una revolución pensando en Simón Rodríguez, en Ezequiel Zamora… Hugo Chávez y Simón Bolívar son nuestros padres ideológicos. Chávez nos enseñó valores que estaban perdidos y que debíamos abrazar. Nos enseñó que el himno no era una canción fastidiosa que uno aprendió y que causaba cierta repugnancia, sino que era un hecho gentil ante una Patria en construcción que aprendimos a querer poco a poco. Hay mucha gente que sigue reivindicando valores de respeto hacia el otro. Nuestros gobernantes han sido respetuosos y consecuentes con el pensamiento de Hugo Chávez. Pero hay un sector de la sociedad que se burla de esos valores y de ese respeto que debemos a nuestros semejantes. Y se ríen de ciertas normas.

—¿Hay algo que reivindicar?

—Hay gente que anda en el rescate de los valores que uno cree que deben existir en esta sociedad.Eso sigue presente, pero hay otras personas que desviaron el camino y por allí se están yendo. Yo acabo de leer un documento del ejército colombiano, partiendo de la situación que hay con Colombia, donde se establece la necesidad de estimular la fuga de los talentos simplemente para hacer mofa de la lucha que se viene librando aquí contra la guerra económica y por la soberanía y lograr con eso que el venezolano menosprecie la Patria que lo vio nacer y en la cual se formó. Tenemos que apreciar que en Venezuela, salvo Cuba, no sé si Nicaragua, la educación es gratuita. ¿Cómo es posible que un venezolano en el cual el Estado ha invertido millones, al graduarse se vaya al exterior a venderle su fuerza de trabajo a alguien que no tuvo nada que ver con él, ni con su formación? Mira, por favor, ni siquiera por agradecimiento. Por eso, graduarse en Europa cuesta mucho y en los EEUU tienes que pasar un tiempo trabajando para poder pagarle al banco el dinero que te prestó para que estudiaras. Aquí, hasta los postgrados los paga el Estado.

—¿A qué atribuye ese deterioro?

—La historia contemporánea no ha sido bien narrada. La educación no ha logrado inculcar desde el nacimiento, desde el preescolar al bachillerato, estos valores que yo señalo. Hay una responsabilidad del Estado, en primer lugar. En segundo lugar, el desarrollo de esos valores se dan fundamentalmente en la familia.

—¿Cree que el bachaquerismo es un reflejo del deterioro de nuestra sociedad?

—El bachaquerismo es una confrontación de pueblo contra pueblo y entre sectores de la sociedad. Yo creo que sólo el pueblo salva al pueblo. Yo no me atrevo a criticar el bachaquerismo como algo oprobioso porque ellos son tan víctimas de la situación como yo o como tú. El bachaquerismo se encuentra entre los distribuidores y los productores de los artículos de consumo diario y libre comercialización. Es un fenómeno que debe atacar el Gobierno para poder impedir que más abajo ocurran cosas. Es un fenómeno que forma parte del conflicto social de esta época.

—¿Usted ha sido víctima de los bachaqueros?

—No, porque yo soy austero. Y si no hay, no hay. Me acoplo a las circunstancias.

—¿Qué me dice del deterioro de valores entre los políticos?

—Allí se acentúa más todavía la crisis. Aquí hay personajes que deben ser castigados. Me refiero a Julio Borges, a María C. Machado, a Freddy Guevara, a Capriles. Hay que ajustar cuentas con ellos porque la Constitución establece un castigo para los culpables de estas calamidades que nos vienen afectando. ¿O es que la Constituyente no tiene suficiente fuerza como para juzgarlos a ellos o hay que apelar a las Comisiones para investigar a ver si pueden ser juzgados por traición a la patria? Por favor, una persona que pide y solicite que le invadan su país, no solo es un traidor a la patria: es un cretino.

___________

Biografía Mínima

Luchador social desde temprana edad.
Se enfrenta a los esbirros de la Seguridad Nacional de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, siendo baleado de gravedad al intentar tomar la Jefatura Civil de La Pastora, el 23 de enero de 1958. Comienza su lucha política en las filas de AD. En los años 60 se separa de ese partido y participa en la fundación del MIR (Movimiento de Izquierda Revolucionario) y desde ese momento inicia su lucha clandestina en el movimiento guerrillero revolucionario. Cae preso y es víctima de torturas en varias oportunidades en las cárceles de Maracaibo, La Pica, TO 4, Ciudad Bolívar y Cuartel San Carlos. Participa en la fundación de la Organización de Revolucionarios (OR) y del partido Liga Socialista. En el año 1976 es detenido, desaparecido por 5 días y terriblemente torturado, siendo acusado de participar en el secuestro de William Frank Niehaus. Paralelamente, detienen a Jorge Rodríguez padre, quien es asesinado al ser sometido a brutales torturas. Es encarcelado durante dos años y medio en el Cuartel San Carlos donde lo recluyen por un año en un calabozo sin ver el sol, y totalmente aislado. En ese tiempo su familia es asediada y perseguida por los cuerpos policiales del Estado, y tratan de secuestrarle a una de sus hijas.
Desde ese recinto participa en las elecciones nacionales como candidato al Congreso Nacional, saliendo electo como diputado del partido Liga Socialista, y así conquista su libertad.
Es electo diputado por dos períodos de 5 años cada uno. Luego es secretario de la Cámara de Diputados por dos años. Posteriormente apoya al movimiento militar rebelde que surge en el seno del ejército, dirigido por el Comandante Hugo Chávez. Lo acompaña y lo apoya en toda su gesta política a través del Partido Socialista Unido de Venezuela, PSUV. Es nombrado cónsul en España, en las provincias de Galicia, Asturias y Canarias.
Actualmente se desempeña como asesor de la Dirección Nacional de dicho partido.

TERESA OVALLES MÁRQUEZ/CIUDAD CCS
FOTOS JAVIER CAMPOS

Únase a la conversación