Numa Molina: La iglesia debe estar cerca del pueblo sin partidismo político

El sacerdote indicó que apoya la revolución pues se ocupa de las necesidades del pueblo y eso es cristiano

El padre jesuita Numa Molina exhortó este lunes a la Iglesia Católica a estar más cerca del pueblo, manteniendo una postura abierta a todos los sectores sin partidismo político frente a la coyuntura sociopolítica que encara el país desde 2013.

“Lo que hace falta en los sacerdotes venezolanos y en la iglesia jerárquica es mucho más cercanía al pueblo. No podemos continuar quedándonos en las iglesias. Eso fue lo primero que nos dijo el Papa Francisco, que es lo que denomina ‘Iglesia en salida”, expresó entrevistado en el programa Vladimir a la 1, que transmite Globovisión.

En dicho espacio, indicó que las acciones de corte partidista de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) y la manera de percibir al pueblo es lo que hace que existan diferencias entre él y la cúpula eclesiástica.

En ese sentido, subrayó que siempre estará de acuerdo con políticas inclusivas que se ajustan al evangelio, como las aplicadas por la Revolución Bolivariana en estos 19 años.

“Apoyo a un proceso político en el que he encontrado muchos más rasgos de evangelio que en otros. Estoy apoyando una propuesta que se ocupa de darle casa a los pobres, de darle pensión a los adultos mayores, que los médicos atiendan a los enfermos en los barrios donde antes no se les atendía, eso es cristiano y yo no puedo estar en contra de eso”, resaltó el padre.

Situación manipulada

Con respecto a la supuesta donación de medicamentos que Caritas de Venezuela otorgaría al Gobierno Nacional, el párroco indicó que se tergiversó la situación, al acusar al Estado de impedir el ingreso de insumos.

“El Gobierno sí deja que al país entren medicamentos como una manera de palear la crisis económica impuesta por países imperiales. Nunca he escuchado al gobierno decir que no están abiertas las puertas”, expresó.

Detalló que en una reunión que sostuvo el presidente de la República, Nicolás Maduro, con la CEV se autorizó la entrada de medicinas “y de hecho comisionó a la almirante Carmen Meléndez y al ministro (de Educación) Elías Jaua para que recogieran la ayuda en Maiquetía y, para que no corriera peligro de robo, destinaron dos camiones de la Guardia Nacional”. Sin embargo, indicó el sacerdote, “las cantidades de las que al parecer se habló no coincidieron”.

“Una semana después le pregunté al ministro Jaua si habían llegado las medicinas y éste respondió que lo que llegó fue una caja que cabía en la maleta de un carro y eso es lo que ha llegado hasta ahora”, agregó Molina.

AVN

Únase a la conversación