Entre ordenanzas y sanciones para respetar

Distintos instrumentos legales han sido aprobados para regular la convivencia, entre ellos la Ley Orgánica de Justicia de Paz Comunal

“El respeto como valor fundamental” es lo primero que comenta Lourdes Márquez, Policía Nacional del Municipio Libertador, sobre la convivencia. La bulla fundamental en el vehículo de unos graduandos le bajan la voz a la funcionaria y se acuerda del Manual de Carreño.

“¿Ves? Ese ruido molesto y alto es para que al conductor se le aplique la ley de Ordenanza de Convivencia Ciudadana y una multa, es el deber ser”.

Las disposiciones de esta ley, si bien fomentan el libre desenvolvimiento de la personalidad, es deber del libre asumir el desarrollo de los valores en sociedad. En ocasiones, la falta de aplicación de las normativas engaveta la lista de infracciones que se comenten en el día a día:
Hacer necesidades fisiológicas en lugares públicos, ingesta de bebidas alcohólicas en lugares públicos, colocación de afiches y deterioro de paredes públicas, obligación de los peatones, cruce de calles o avenidas incumpliendo la señalización o producción de ruidos molestos, por mencionar algunos.

El hecho de llevar exceso de pasajeros en las “camioneticas” implica, por ejemplo, la multa de 3.500 unidades tributarias. El mismo monto para toda persona que pase la calle o avenida sin usar la pasarela, en el caso que esta exista.

De los órganos pertinentes, como el Cicpc y otros cuerpos policiales, queda tomar dentro de la ciudad cartas en el asunto.

FRANCIS COVA / CIUDAD CCS

_______________
Organización y comunicación

En una consulta popular, en donde le preguntamos a las personas qué es la convivencia y cómo se lograría en Caracas una buena convivencia, la gran mayoría estuvo de acuerdo en que una comunicación efectiva, basada en el respeto y una estructura de organización basada en lo comunal, serán garantes de que los caraqueños se relacionen mucho mejor.

Según datos presentados por el Instituto Nacional de Estadística en el 2015, Caracas tiene más de tres millones de habitantes, pero para el ojo por ciento del ciudadano común, en este valle vivimos un pocotón de personas más.

Muchas organizaciones y personas están buscando la manera de promover mejores formas de relacionarnos. La campaña Convivir para vivir es una iniciativa que aspira rescatar los buenos valores en la ciudad.

ALBERT CAÑAS / CIUDAD CCS

_______________
En Fabricio Vive se fomenta la convivencia

Desde la comuna Fabricio Vive, con sede en Gramovén, parroquia Sucre, incentivan el respeto entre todos como un pilar fundamental para rescatar la convivencia entre los vecinos. El espacio territorial de acción de esta comuna aglutina a tres ejes territoriales, donde hacen vida los integrantes de 14 consejos comunales.

Los líderes comunitarios de esta organización popular estiman que la guerra económica ha afectado a todos los ciudadanos y los de su territorio no escapan a ello. Creen que la gente está tan sumergida en los problemas cotidianos (como la búsqueda de la comida o de transporte), que ha provocado que las personas dejen de lado el humanismo ylo que tiene que ver con sus semejantes.

Antonia Aldana, vocera del consejo comunal Indio Katia, señaló que para acercar a los vecinos e incentivar la convivencia, en la comuna está organizando encuentros en cada sector para que la gente intercambie ideas, converse y, sobretodo, se conozca. Destacó que con los niños van a poner en práctica un Plan de Convivencia Vacacional, para que aprendan a reconocerse como vecinos desde que son chamos.

JUAN RAMÓN LUGO / CIUDAD CCS

_______________
Voces del pueblo

¿Qué es para usted la convivencia? /¿Cómo se lograría en Caracas una buena convivencia?


Néstor Porras
Habitante de El Guarataro

Hay que tratar de unir a la gente, nos hemos distanciado mucho. No somos rivales. Yo vivo en El Guarataro y del saludo muchos no pasan. Hay que acercarnos más con respeto, eso es convivencia. La mejora de los servicios también ayudaría.


Egleyda Reyes
Consejo Comunal Estrella de David

En nuestra comunidad los vecinos deben decidir armónicamente en asambleas los trabajos que se van a realizar.

El diálogo es la esencia de la convivencia en esta fase. Todo proyecto debe plantearse, discutirse para que luego se pueda materializar.


Minerva Guilarte
Comuna Fabricio Ojeda

Creo que la base de la convivencia es el diálogo. La organización y la formación en nuestra comunidad es base fundamental para alcanzar los objetivos que nos hemos trazado y ello redunda en mayor bienestar colectivo. Nosotros hablamos, conversamos y acordamos.


José Mendoza
CLAP Luchadores de Ayacucho

La comunicación, por cualquier medio, es importante. También enseñamos a relacionarlos unos con otros y evitar las malas palabras que
no conducen a nada. Quien respeta merece respeto de los demás, la tolerancia es otro factor determinante en esto.


Orimar de Pablos
Vocera CC Cacique Catia

Los voceros y demás integrantes de nuestra comunidad vivimos en convivencia absoluta, porque desde las mesas de reuniones llevamos todo con máxima organización. Los consejos comunales multiplican la información y ello nos otorga el respeto de los vecinos.

FOTOS JAVIER CAMPOS

Únase a la conversación