Palangre al revés

Lo practican desde el dueño del medio hasta el reportero sin ética ni autoestima

394
394

En el argot periodístico, ese que nace en las redacciones, palangre es cobrar a la fuente para publicarle lo que ésta desee. Lo practican desde el dueño del medio hasta el reportero sin ética ni autoestima. Ahora surge la modalidad en la que el periodista le paga a la “fuente” para que ésta diga lo que el medio le dicte. O le ponga picante, como pide la reportera colombiana, Claudia Cano, a un exagente del Sebin para que lance lodo contra sus jefes, su institución y Venezuela.


Únase a la conversación