El pasado aterrador y el futuro incierto

Los nativos, que en el siglo XV enfrentaron a los invasores, en la actualidad chocan contra la modernidad y los latifundistas

Imaginen lo que pensó el nativo sobreviviente y protagonista de toda aquella tragedia que plasmó en el celuloide el realizador gringo, Mel Gibson, en su película Apocalypto, cuando vio tres carabelas en las playas del mar Caribe: “Me liberé de los problemas propios de mi raza y mi cultura, pero ahora tendré que lidiar con lo desconocido, con esta gente de piel blanca. ¿Qué será lo que traen?”, debió preguntarse aquel hombre en 1492.

Antes de la llegada de los españoles, algunos nativos cultivaban maíz, zapallo, porotos y la mandioca con técnicas sencillas. También existió otro grupo que eran cazadores. Los primeros formaban poblados bastante grandes (sedentarios), mientras que los segundos se desplazaban de un lugar a otro (nómadas).

En cuanto a sus creencias, tenían la fe de que los elementos naturales eran su dioses, por lo que pedían y realizaban ofrendas al sol, al mar y a la luna.

El comienzo del desastre

Con los españoles llegaron a este lado del mundo problemas inimaginables para los nativos de América. Al principio, en las carabelas arribaron hombres solos, porque las mujeres no podían viajar con sus maridos. Al cabo de un tiempo, los viajeros se casaron con las nativas. A los chamos que nacieron de estas uniones se les llamó mestizos, pero cuando llegaron otros españoles con sus esposas blancas, también tuvieron hijos nacidos en América, que fueron llamados blancos criollos.

Más tarde, los españoles comercializaron con humanos que trajeron de África.

Nuestros pueblos fueron sometidos por los conquistadores: se convirtieron a la fuerza a su religión y trabajaron para ellos. El nacimiento determinaba las actividades que se realizaban en la nueva organización implantada por los conquistadores. Los negros realizaban tareas domésticas; los mestizos hacían los trabajos desagradables (mulatos), se ocupaban de las tareas pesadas (zambos) y eran muy despreciados. Los blancos criollos, aunque tuvieran fortuna, no podían ocupar cargos políticos, aunque participaban en el Cabildo.

Los españoles ricos eran los únicos que podían ocupar cargos en el gobierno. Algunos poseían títulos de nobleza. La denominación del Imperio Español en este lado del mundo comenzó a menguar a partir de 1800.

Los originarios en la actualidad

Varios historiadores y demógrafos coinciden en el hecho de que las enfermedades infecciosas inexistentes en América, traídas por los colonizadores europeos, principalmente la viruela, fueron el principal factor que diezmó a la población indígena americana, que no poseía defensas contra estos males.

Pese a todo esto, actualmente en Brasil viven alrededor de 240 tribus que suman un total de unas 900.000 personas, lo que equivale al 0,4% de la población de ese país.

Según la organización Survival, ONG que defiende los derechos de los indígenas brasileños, los pueblos que habitan en las sabanas y en los bosques atlánticos del sur, como los guaraníes y los kaingangs, o en el árido interior del nordeste, como los pataxo hã hã hães y los tupinambás, fueron los primeros que entraron en contacto con los colonizadores europeos cuando estos llegaron a Brasil en el año 1500.

En esta organización estiman que, pese a siglos de contacto con la sociedad fronteriza en continua expansión, en la mayoría de los casos, estas tribus originarias han conservado con determinación su lengua y sus costumbres, pese al robo masivo e intrusión en sus tierras.

“En los más de 500 años que han transcurrido desde que los europeos llegaron a Brasil, los pueblos indígenas han experimentado genocidios masivos y la pérdida de la mayor parte de su tierra”, señala un trabajo publicado en la página web de la ONG.

Denuncian que, en la actualidad, Brasil sigue forjando agresivos planes para desarrollar e industrializar la Amazonia. Incluso, los territorios más remotos se encuentran ahora en peligro. Varios complejos de presas hidroeléctricas están siendo construidas cerca de grupos de indígenas aislados; también privarán a miles de otros indígenas de su tierra, agua y modos de vida.

Por otro lado, en el sur, muchas tribus como los guaraníes viven en condiciones deplorables bajo lonas de plástico junto a los bordes de las carreteras. Sus líderes son perseguidos y asesinados por milicias privadas de pistoleros contratados por terratenientes. En conclusión, la vida de los indígenas en la actualidad también es desoladora.
______________
Así eran los americanos antes de la visita

1 Caribes. Su gran sentido de expansionismo y conocimiento sobre navegación originó la familia de dialectos más importante de la región. Eran grandes guerreros.

2 Aztecas. Tenían un sistema social imperialista, organizado de forma piramidal: esclavos, plebeyos y sirvientes estaban en el estrato más bajo.

3 Mayas. Desarrollaron el sistema de escritura más completo de los pueblos americanos. Tenían un sistema de numeración, un calendario y su propia versión del origen del hombre.

4 Incas. Fue la sociedad más grande del continente y logró realizar la extensión de caminos más grande del mundo.

5 Guaraníes. Eran monoteístas, (Tubá). Creían que el mundo de los vivos estaba formado por espíritus dentro de cosas, elementos y animales.

6 Mapuches. Los muertos eran ahumados para poder velarlos. No pronunciaban su nombre y se enterraba con su mejor ropa y armas.

7 Chibchas. El homicidio y el rapto eran castigados con la muerte y el cobarde en la guerra era condenado a quehaceres domésticos.

8  Arahuacos. Era una sociedad matrilineal: la sucesión se establece por la madre. Los conflictos entre castas eran mínimos.

9  Cherokees. Tenían una visión única de los lobos; cazan en manada, protectores, espirituales, poderosos, valientes y fieles. Rasgos que todo ser humano debe tener.
______________

El arte precolombino recibió nuevos nombres impuestos (Venus de Tacarigua).

Reivindicación indígena es el primer paso a la “América” decolonizada

Fue Américo Vespucio quien se dio cuenta de que las tierras donde había atracado Colón no pertenecían a las Indias, razón por la cual el supuesto nuevo continente fue bautizado con el nombre de América.

El tema de la colonización está tan marcado en nosotros, que incluso el nombre que recibe esta tierra hace honores a un hombre que ni siquiera nació en ella.
Sin restar importancia a los crímenes de sangre, la destrucción de la visión indígena sobre su pueblo permitió la penetración del modo de vida europeo en un mundo que tenía un sistema propio, medido por siglos, rico en cultura, diversidad, lenguas, desarrollo y organización.

Nos dividieron en países, monopolizaron el idioma, impusieron su religión, reorganizaron las estructuras sociales y manipularon la historia para que alguna parte de ella se sintiera como que le habían hecho un favor a los pueblos originarios.

JUAN RAMÓN LUGO/ALBERT CAÑAS / CIUDAD CCS

Únase a la conversación