Plan de Parto Humanizado reivindica el ejercicio de la medicina

"La Revolución debe cuidar de nuestros niños y niñas desde el propio vientre de las madres venezolanas", destacó el mandatario en Twitter

Con la activación del Plan de Parto Humanizado, creado en junio de 2017 por el presidente de la República, Nicolás Maduro, se crean las condiciones para una relación distinta entre las madres en proceso de alumbramiento y los médicos, al reconocer el derecho de ellas a decidir sobre su cuerpo durante el nacimiento de sus hijos.

Bajo esa mirada se sumó al programa Pedro Gutiérrez, ginecobstetra que labora en centros públicos de salud en Caracas, quien considera que la iniciativa del Estado venezolano, que hasta mayo pasado atendía a 300 mil venezolanas, promueve el parto natural y contribuye a poner fin al uso indiscriminado de la cesárea, procedimiento al que apelan algunos profesionales de la salud para obtener mayores ganancias.

“El parto humanizado es devolverle a la mujer un proceso que nosotros como médicos secuestramos, haciendo que la mujer perdiera la autonomía sobre su propio cuerpo, patologizando un hecho totalmente natural”, indicó el médico, cuya historia fue reseñada por el equipo de Prensa Presidencial.

De acuerdo con el material informativo, Gutiérrez también considera que la promoción y defensa del parto natural, en condiciones favorables para la madre y el hijo, requiere también la ruptura de la cultura patriarcal.

El compromiso del médico fue reconocido por el presidente Maduro, quien compartió la historia de ese profesional de la salud a través de su cuenta en Twitter.

“La Revolución debe cuidar de nuestros niños y niñas desde el propio vientre de las madres venezolanas, por eso nació el plan del Parto Humanizado, para garantizar una gestación sana y feliz”, indicó el mandatario en la red social.

AVN

Únase a la conversación