Poemario Si me Riera Bravo fue bautizado en el Teatro Nacional

La obra disponible en el portal web de Fundarte cuenta con 50 poemas llenos de amor, humor y crítica social

Declamaciones llenas de regocijo y reflexión, acompañadas con la majestuosidad del cuatro y dos melodiosas voces, amenizaron un encuentro en el Teatro Nacional para presentar el poemario digital Si me Riera Bravo, del joven autor José Leonardo Riera Bravo, en el marco de la celebración del Día Mundial de la Poesía.

La obra cuenta con 50 poemas llenos de humor, amor y crítica social y puede descargarse de forma gratuita a través del portal web de la Fundación para la Cultura y las Artes (Fundarte). Leonardo Perdomo,  Gerente de Publicaciones del Fondo Editorial Fundarte, explicó que esta propuesta literaria forma parte la Colección de poesía del siglo XXI, cuyo formato es agradable para la vista del lector.  “Esta colección compila textos de aquellas personas que están iniciando el camino de su creación poética, por ello, cuando recibimos los escritos de Leonardo trabajamos rápidamente para que llegará este día”, comentó Perdomo.

Durante el evento, Riera Bravo, comentó que desde temprana edad se sintió identificado con el espíritu del gran Aquiles Nazoa,  buscando el humor y el amor desde las cosas más sencillas de la vida, “creo que ese es el compromiso que tengo. Es un poemario digital, en aras de garantizar la protección de los árboles, que no se condene al polvo del olvido y que la gente tenga acceso todos los días desde sus celulares, tabletas y computadoras”.

También informó que tuvo la oportunidad de conocer al Comandante Chávez, quien le dijo en su momento:  ‘José Leonardo te ha tocado la misión de Cristo en la tierra, con tu palabra tienes que ser pescador de hombre’, y eso es lo que trato de hacer, Si me Riera Bravo trata de pescar ese futuro, esa esperanza que corresponde, esa utopía que nos merecemos y que construimos desde la concepción de la realidad”.

Asimismo espera que el pueblo venezolano disfrute de este libro. “Los invito apoderarse de este poemario, que lo pasen por whatsapp,  se lo dediquen a sus seres queridos y sientan que lo hicieron ustedes, lo importante es que la poesía se reproduzca en cada uno de nuestros espacios. La poesía es un lucero que siempre debe ofrecer la luz, que es poder creer que existe la alegría, por eso mi poesía es sonrisa de mujer”.

Festejando con grandes amigos

El bautizo contó con la asistencia de Heryck Rangel, presidente de la Fundación Misión Árbol y padrino de este libro. “Sin conocernos me mandó un correo electrónico reclamándome algo que aparentemente no le debía, resulta que en una oportunidad asumí la presidencia del Instituto de la Juventud del Distrito Capital, y el había sido galardonado de  un concurso que se había impulsado para el momento, y el premio era una computadora, que era una herramienta que el necesitaba para seguir escribiendo y expresando lo que tenía su alma”, dijo Rangel.

También agregó que no solo se le entregó su equipo, sino que se llevó a cabo el Primer encuentro de Poetas Jóvenes del Distrito Capital.  “Somos dos personas que compartimos ideología, pasión por las letras y amor por la madre tierra. Todas sus vivencia las asumió en este hermoso poemario, un joven que se está construyendo permanentemente y es un baluarte de la poesía venezolana, que nos inspira cada día con sus escritos. Mucho éxito en tu carrera”.

Por otra parte, la jornada contó con la participación de los cantautores criollos Amaranta Pérez y Jesuy Prez, quienes interpretaron los temas Plantaré mi poesía, ¿Qué importa?, Una canción a Venezuela y Bueno tal vez. “Desde pequeña conozco a José Leonardo, y me parece que su poemario es una joya divina para interpretar, disfrutar y entender todos los procesos de la poesía, a través del estilo, lo estético y el contenido. Él tiende a recurrir  a elementos que ya fueron propuestos por personajes de la historia de la poesía, como  Aquiles Nazoa , que dentro del humor hacen una crítica profunda a todos los procesos que nos dominan y cómo nosotros como pueblo los asimilamos”

En este sentido agregó: “Para mí la poesía es un arma del alma, muchas veces es tan poderosa que incluso tiende hacer peligrosa  para, algunos pocos, que  que han utilizado el arte como instrumento de moderación de conciencia. Que nosotros podamos utilizarlo hoy con sentimientos de valores para la paz, para la solidaridad, para el amor y la alegría, es expresar lo que somos desde el corazón del pueblo”.

 

TIBISAY MAZA GIMÉNEZ / FOTO: MOISÉS SAYET
CIUDAD CCS

 

 

 

 


Únase a la conversación