Policía reprime protesta contra polémica ley laboral en Hungría

El estatuto fue aprobado en el Congreso, sede a la cual los manifestantes trataron de ingresar exclamando trabajar unas horas extras

Al menos mil manifestantes en Budapest, capital de Hungría, fueron reprimidos con gases lacrimógenos por la policía, cuando protestaban contra la ley laboral establecida por las autoridades del país europeo.

Los participantes califican como “ley de la esclavitud” a la normativa que establece el incremento de horas extras permitidas, de 250 hasta 400 por año, las que podrán ser pagadas hasta 36 meses después de ser trabajadas.

Demandan que “en teoría, las horas extras son voluntarias, pero en la práctica, por miedo a perder su empleo, algunos trabajadores se podrían ver forzados a trabajar 6 días por semana”.

El movimiento Momentum, que lidera las movilizaciones, emitió un comunicado señalando: “Hoy en el Parlamento prácticamente pusieron el último clavo en el ataúd de la democracia, lo que hicieron fue el último paso en la construcción de un estado de partido único“.

El estatuto fue aprobado en el Congreso (en su mayoría por el partido gobernante), sede a la cual se dirigieron los manifestantes y trataron de ingresar al edificio exclamando: “Vinimos a trabajar unas horas extras“.

Luego se desplazaron a las afueras del Parlamento donde fueron reprimidos por la policía en los alrededores del Puente de las Cadenas.

TeleSUR

Únase a la conversación