Precios de los enlatados se han vuelto inaccesibles

Entre 3 mil y 10 mil bolívares se consigue una lata de atún en la ciudad

422
422

Los productos enlatados como el atún, sardinas y jamón endiablado no han escapado del aumento de precios que han experimentado alimentos como queso, carne, pollo y hasta los huevos, volviéndose cada día más un rubro inaccesible para el venezolano.

En lo que va de año, estos productos de larga duración han incrementado su valor constantemente obligando a los compradores a cambiar su cultura de consumo.

Ejemplo de ello son las caraotas enlatadas. Para el mes de febrero, en un recorrido realizado por el equipo de Ciudad CCS, una lata de este producto se podía conseguir en 1.349 bolívares, hoy en día ese precio ronda entre los 3.600 y 4.000 bolívares.

En supermercados privados como el Unicasa o Central Madeirense, una lata de atún Paraguaná de 140 gramos está entre los 6.900 bolívares, cuando para el mes de julio una lata de este alimento se comercializaba cerca de los Bs. 4.000.

El atún Margarita es considerado uno de los más caros del mercado. Sólo la lata pequeña de 98 gramos se ofrece en 10.850 bolívares, así se pudo constatar en un comercio ubicado en el centro de la ciudad.

“No entendemos por qué la lata pequeña cuesta más cara que la grande, creo que es porque ya están marcando con precio nuevo. La gente que no aproveche ahorita, terminará consiguiendo el atún en un costo superior a los 15 mil bolívares”, comentó una de las cajeras del supermercado Centro Centro, ubicado en la avenida Baralt.

También las sardinas en lata, que tradicionalmente han sido más económicas, han experimentado un incremento desproporcionado. Las más pequeñas, que están por debajo de los 200 gramos, se conseguían en Bs 1.630, ahora marcan entre 3.444 y 3.985, dependiendo de la marca y presentación en aceite vegetal, natural o en salsa de tomate.

“A mí que me encanta comerme una arepa con atún y mayonesa o una ensalada con atún y papas ya ni eso lo puedo hacer. Uno cada semana ve cómo los precios son remarcados, lo que nos deja sin poder darnos un gusto comprando una lata de este alimento, porque prefiero invertir en huevos o carne”, expresó una compradora.

El jamón endiablado es otro que se observa en grandes cantidades en abastos, bodegas y supermercados de la ciudad, pero esto se debe a que muy pocos ciudadanos se dignan a mirarlo por el alto precio en que se consigue.

Tan solo el diablito Underwood en su presentación de 50 gramos, que nada más alcanza para rellenar una arepa, se ubica en Bs 3.900 bolívares, mientras que el más grande de 100 gramos, en 7.250, así se pudo constatar en el supermercado Naddura de la avenida Baralt.

En el caso de las marcas poco comerciales como Fiesta o Plumrose, el jamón enlatado está entre 3.500 y 5 mil bolívares.

Pero si recorres los mercados del este de la ciudad, estos precios se triplican, al punto de hallar una lata de diablitos en 10 mil bolívares o más.

“Yo solía comprar pepitonas, atún, diablitos y palmitos, que me encantan, pero ya eso quedó como un lujo si llegase a adquirir al menos uno de ellos y es un gusto que me atrevo a darme de vez en cuando, al momento en que las ganas de comer algo rico se apoderan de uno”, comentó Juan Duque, comprador residenciado en San Martín.

GUISANTES POR LAS NUBES

Maíz entero, tomate pelado, palmito o caraotas enlatadas son otras exquisiteces que para adquirirla se tendría que pensar dos veces.

En farmacias privadas, el tomate pelado Mary se ubica en Bs 9.850 bolívares en su presentación de 450 gramos, y el maíz dulce entero (220 gramos), de la misma marca, en 3.330 bolívares.

Entre tanto, el palmito, producto que normalmente posee un alto valor, en su presentación en lata grande tiene un valor que oscila entre 18 mil a 30 mil bolívares.

“Aquí brincas o te encaramas. Lamentablemente estos alimentos dejaron de ser de primera necesidad por su alto valor”, afirmó una cajera de un comercio del centro.

YULIANY CEDEÑO/CIUDAD CCS


Join the Conversation