Protesta en la Embajada francesa

Solidaridad criolla se desplegó en favor de los trabajadores galos

Cultores e intelectuales se presentaron en la Embajada de Francia, ubicada en Las Mercedes de Caracas, portando pancartas y chalecos amarillos para elevar sus protestas ante las medidas neoliberales del presidente Emmanuel Macron, las cuales han afectado a la clase trabajadora de ese país, así como para reprochar la injerencia en la política interna de Venezuela.

La tradicional chaquetilla áurea es el símbolo que han tomado los ciudadanos de a pie, especialmente la clase trabajadora ante la política neoliberal, salvaje que está aplicando el gobernante francés desde que asumió el poder.

El cineasta venezolano Carlos Aspúrua dijo: “Son cientos de heridos, lesionados y detenidos por la policía ante las protestas por el deterioro de la calidad de vida. Por eso nos hacemos solidarios con el pueblo francés”.

En tanto, el escritor y humorista Roberto Hernández Montoya expresó: “En el país de Macron está el resurgimiento de otro Mayo Francés, muestra de que el modelo capitalista está en franca caída. Y en la casa de Trump (Donald) también hay un importante grupo de la población que está sufriendo los mismos embates de pobreza. Así que en cualquier momento puede estallar algo parecido al Mayo Francés en los Estados Unidos”.

En el acto reivindicativo estuvieron presentes dirigentes sociales y políticos como Rafael Uzcátegui (partido PPT), Carmelo Meléndez (PSUV), Carlos Lazos (PCV), José Celicourt del Movimiento Social Hatianos en Venezuela, así como la agrupación musical Raíces Bolivarianas que entonó las melodías: Dónde manda capitán, no manda marinero y Viva Venezuela, en claro mensaje a lo no intromisión de potencias extranjeras, entre ellas Francia en suelo patrio.

Para bajar el telón, el bromista- para no usar otro sinónimo más procaz –Roberto Hernández Montoya– aprovechó para proclamarse embajador de Francia. En tanto, el hatiano Celicourt no se quedó atrás, fue más allá y se designó de una vez presidente de Francia.

JOSÉ CUEVAS/CIUDAD CCS
FOTO. V. MÉNDEZ

Únase a la conversación