Punto de quiebre | Estafadores te birlan ahorros y los sueños

Le depositó plata a un hombre que le iba a vender unos dólares y, desde entonces, el hombre se perdió del mapa.

Unas ocho personas esperaban desde la mañana para ser atendidas. Y no es que la oficina trabajara mal o que fueron lentos o negligentes, sino que eran muchos los agraviados, al punto de que a eso de las diez ya había unas treinta personas, varias de las cuales se marcharon con la promesa de volver al día siguiente.

El calor era insoportable y en la oficina el aire acondicionado estaba dañado. Los funcionarios abrían las ventanas para que entrara la brisa y por momentos se volaban los papeles de los escritorios.

Los agentes entraban y salían a cada instante. Una señora preguntó a uno de los detectives si ese ajetreo era normal todos los días y el hombre le dijo que era relativo, pero no le dio detalles. Uno de los denunciantes era un señor al que le habían robado el celular en el Metro. Él sabía que no lo iba a recuperar, pero estaba obligado a colocar la denuncia porque el teléfono era un “bien nacional” y él era el responsable.

Luis José estaba callado. En el fondo le daba vergüenza, pero también mucha rabia haberse dejado estafar. Le depósito una plata a un hombre que supuestamente le iba a vender unos dólares y desde el mismo momento en que el depósito se hizo efectivo el hombre se perdió del mapa. El teléfono resultó ser alquilado. Lo atiende un muchacho joven en las adyacencias del centro comercial Páez en El Paraíso, justo al frente de la Subdelegación del Cicpc. En un santiamén le birlaron los ahorros de buena parte de su vida y también las esperanzas de ir a visitar a su hijo Luis Manuel quien lleva dos años en Argentina.

Después de tres horas finalmente se atrevió y contó su historia a los colegas denunciantes. Fue entonces cuando se percató que no era el único y que todos habían sido timados, salvo el señor que le robaron el celular y una mujer que había ido a denunciar al marido que le había dado una golpiza la noche anterior.

Una de las afectadas contó que le hackearon la cuenta y publicaron una historia en la que decía que vendía mil dólares. Todos sus seguidores comenzaron a escribirle y le solicitaron los datos para el pago, pero resulta que ella ahora no tenía acceso a su propia cuenta, ya que era manejada por los estafadores.

Maripili, de unos 35 años, estaba callada y no tenía intenciones de contar su historia, pero fue presionada por el grupo hasta que se atrevió. Muerta de la vergüenza dijo que había conocido a un hombre a través de las redes sociales, pero que este no vivía en Caracas, sino en Maracay. Dijo que se llevaban bien y él la trataba con mucho cariño. Se vieron una sola vez y luego ella le comentó que había escrito un libro y no hallaba cómo publicarlo. El hombre la llamó y dijo que todo estaba cuadrado con un amigo, que le había encantado la historia e imprimirían dos mil ejemplares, pronto la llamaría para firmar contrato, pero necesitaba que le depositara una suma elevada en dólares para costear los servicios del corrector y la imprenta. Por supuesto, le dijo que esa plata la recuperaría en el primer mes. Desde que le depositó la plata no supo más de él.
_________________

El fraude con comercio de divisas en redes sociales ha ido en aumento.

Víctimas de DólarToday piden asignar un fiscal contra las estafas

Internet y las redes sociales han abierto un sin fin de oportunidades para el mundo de los negocios en los últimos tiempos, sin embargo, hay quienes se aprovechan de la cercanía e inmediatez que ofrece la web para cometer delitos, pues nunca se sabe quién está realmente al otro lado de la pantalla.

En Venezuela, la inflación inducida y galopante ha disminuido la capacidad de ahorros en bolívares, situación que el Estado ha intentado compensar a través de los ahorros en oro y petros. No obstante, parte de la población se ha anclado a la idea de realizar sus transacciones en dólares, utilizando las redes para estos fines, basándose en portales web que manipulan a sus anchas el valor de las divisas, y exponiéndose a ser víctimas de estafas.

Andrés Giussepe, presidente del Comité de Víctimas de DólarToday y sus Aliados en Venezuela, señaló que desde su organización han insistido en que “se detenga fundamentalmente a aquellos que calculan sus costos en base al dólar paralelo”.

“Ellos tienen que ser objeto de sanción y eso está tipificado incluso en el Código Penal, por estafa y manipulación. Hay nueve delitos registrados y por eso hemos venido diciendo que el Ministerio Público tiene que destinar un fiscal con competencia nacional para hacerle seguimiento al caso de todas estas estafas”, exigió.

Asimismo, Giussepe precisó que han recibido más de 350 denuncias de personas que se sienten víctimas de la situación originada con el dólar paralelo y de estafadores que se aprovechan de estas circunstancias para realizar fraudes.

“Las personas individualmente no se atreven a ir a la Fiscalía a denunciar y abrir el caso por un particular, es por eso que nosotros, en defensa de los derechos económicos de la población, constituímos esta organización”, afirmó.

No te dejes engañar

El presidente del Comité de Víctimas de DólarToday y sus Aliados en Venezuela, también recordó que el Gobierno Bolivariano derrogó la Ley de Ilícitos Cambiarios y ha establecido canales legales para las transacciones con divisas a través de casas de cambio, por lo que sugirió su uso en lugar de hacer contacto con aquellas personas que pretendan comerciar dólares en base a los costos del mercado negro.

“El sistema legal, el que estableció el Gobierno es el más seguro, es el que yo recomiendo a la gente que siga. Es un riesgo comprar a una persona que no conozcan porque pueden ser sujeto de estafas”, advirtió Giussepe, tras agregar que las personas deben estar alerta incluso luego de haber concretado negocios con las divisas y tenerlas en su poder, ya que se han dado casos en los que son seguidos y asaltados.

Los modus operandi de los estafadores con dólares a través de internet han ido evolucionando, y existen registros de usurpación de identidad en Facebook para comercializar el dólar paralelo, situación ante la cual, denunciar, es la mejor opción.

WILMER POLEO ZERPA/LUIGI ÁLVAREZ / CIUDAD CCS

Puntodequiebre.ccs@gmail.com


Únase a la conversación