Renuncia del embajador de Panamá en la OEA tendría trasfondos políticos

Las razones más aducidas es de atender sus propiedades como una finca de café que produce geisha que es altamente cotizado para su...

La renuncia de Jesús Sierra como embajador panameño ante la Organización de Estados Americanos (OEA) y su relación con decisiones políticas de su gobierno hacia Venezuela, fueron sugiridas hoy aquí por el periódico La Prensa.

‘El cambio ocurrió un día después de que el hasta ese momento embajador, Jorge Miranda, se abstuviera de votar en una sesión del organismo para convocar a una reunión extraordinaria de cancilleres para tratar el conflicto entre Venezuela y Colombia’, señaló el medio.

No obstante, consultado sobre su decisión ‘irrevocable’ anunciada ayer, a poco más de ocho meses para que finalice el actual mandato presidencial, el embajador dijo, según la fuente, que le corresponde regresar después de tres años y medio en el servicio exterior.

Aunque las razones más fuertes aducidas fue atender sus propiedades como una finca de café que produce geisha (altamente cotizado) para exportación, un hotel, su firma de abogados y asumir la presidencia de varias juntas directivas de otras empresas.

Otro hecho que analistas vinculan con la renuncia, es que por segunda ocasión ayer Panamá tomó distancia de un comunicado del llamado Grupo de Lima, esta vez acompañado de Brasil y Guyana, y en este caso nuevamente se inmiscuyeron en asuntos internos de Venezuela, al ‘urgir’ al gobierno una ‘inmediata investigación’ del suicidio de un opositor.

Anteriormente, el istmo tampoco se unió al coro de naciones críticas de la Revolución Bolivariana que rechazaron, sin mencionarlo, la posición guerrerista de Luis Almagro, secretario general de la OEA, quien estimuló una invasión militar a Venezuela.

En ese momento, una fuente autorizada de la Cancillería dijo a Prensa Latina que ‘no había consenso y creemos que eso es importante para no debilitar el Grupo de Lima’, y al no firmar se aislaron junto a Colombia, Canadá y Guyana.

Aquel comunicado del conocido clan, habitualmente agresivo contra el gobierno bolivariano, hablaba de su ‘preocupación y rechazo ante cualquier curso de acción o declaración que implique una intervención militar o el ejercicio de la violencia, la amenaza o el uso de la fuerza en Venezuela’.

Prensa Latina

Únase a la conversación