Roison Figuera actor de teatro: En las escamas del éxito

En el interior de Roison Figuera se despertó una inadvertida vocación hace más de seis años, cuando al presenciar una escena teatral admiró...

203
203

En el interior de Roison Figuera se despertó una inadvertida vocación hace más de seis años, cuando al presenciar una escena teatral admiró la manera en la que los actores conseguían transmitir al público los desbordantes sentimientos que experimentaban sus personajes, recreados por destacados intérpretes que, sin saberlo, señalaron el camino en el que más tarde Figuera se desenvolvería con éxito.

Para entonces tenía 14 años, e ignoraba todo lo relacionado a las artes escénicas. Sin embargo, aquella revelación que llegó sin intenciones de reescribir su destino, lo empujó a investigar cuáles academias del estado Vargas le ayudarían a iniciarse como actor. Así ingresó a la escuela José Gabriel Núñez, ubicada en la sede del Teatro Municipal Pedro Luis Gutiérrez, y posteriormente a la Universidad Nacional Experimental de las Artes (Unearte) en Caracas.

“La destreza aparece en esa cotidianidad que te va dando el teatro”, explicó el artista, mientras recuerda aquel diciembre del año 2011, donde gracias a su participación en la obra titulada Qué cuento de navidad, dirigida por el reconocido dramaturgo Luis Leiva, su nombre comenzó a mencionarse entre aquellos posibles intérpretes que conformarían la nueva generación del teatro venezolano.

“Durante las dos primeras funciones participé de extra, era mi primera obra y apenas tenía experiencia. Sin embargo, el actor que interpretaba el personaje principal tuvo que retirase y el director me atribuyó esa responsabilidad a mí. Ensayé todo el texto y estudié el personaje en solo una semana”, recordó el también locutor y futuro periodista.

Con solo 21 años, la voz de Figuera ha resonado por las salas de numerosos complejos culturales, codeándose con grandes figuras del quehacer teatral, como el maestro Levy Rossell, protagonizando el montaje Pinocho el musical; y el director varguense Pablo Zavala, actuando en la obra infantil Nunca beses a los sapos.

“Un artista es una persona creativa, innovadora, sensible y capaz de desdoblarse de su ser para dar vida a otro”, expresó Figuera, quien además confiesa encontrar inspiración en aquellos actores que por años han sido imagen del teatro nacional.

REDACCIÓN MARIA JOSÉ RAMIREZ

 


Join the Conversation