Rusia acusa a occidente de ataque en bases sirias

“Cada proyectil poseía un peso de unos 400 gramos y estaban preparados con material metálico para aumentar su efecto nocivo en un radio...

El Ministerio ruso de Defensa (Mindef) denunció la posible complicidad de Occidente en un reciente ataque a la base aérea de Jmeimim y la naval de Tartus, en Siria, cometido con 13 drones de fabricación casera, destaca Prensa Latina.

“Los especialistas capaces de producir los aparatos aéreos dirigidos a distancia solo pudieron formarse en países poseedores de esa tecnología, mientras el explosivo empleado en los proyectiles que portaban apunta a una fábrica en Ucrania”, indicó el Mindef en un comunicado.

“Como base para el material explosivo se empleó la pentrita, mucho más potente que el T4, utilizado con más frecuencia por terroristas en atentados”, declaró, por su parte, el jefe de la Dirección de Construcción de Drones del Estado Mayor ruso, mayor-general Alexander Novikov.

Entre otros lugares, la pentrita se produce en la empresa ucraniana de reactivos químicos de Shostkin. “Su fabricación es imposible en condiciones caseras, y tampoco se puede extraer de los proyectiles, como ocurre con otras sustancias volátiles”, explicó.

Los especialistas intentan establecer el lugar exacto de elaboración de los artefactos explosivos. Cada uno de los 13 drones portaba en sus alas 10 proyectiles como los descritos, aclaró.

Del total mencionado, 10 aparatos partieron el pasado sábado desde Muazzar, situado en una zona de distensión de la provincia siria de Idlib, hacia la base de Jmeimim, en Latakia, y tres hacia el punto de suministro naval de Tartus.

“Cada proyectil poseía un peso de unos 400 gramos y estaban preparados con material metálico para aumentar su efecto nocivo en un radio de unos 50 metros”, declaró el general ruso.

“Las piezas con que fueron armados los drones están a la venta en el mercado por separado, pero su ensamblaje y puesta en funcionamiento, así como la compaginación de las cualidades aerodinámicas, requieren de tiempo, conocimiento especializado y experiencia”, agregó.

En el intento de ataque del pasado sábado, siete drones fueron destruidos por los complejos Panzir-C, mientras las tropas de lucha radioelectrónica interceptaron las señales de mando de otros seis aparatos más, de los cuales tres se logró hacerlas aterrizar y el resto se estrelló en la acción.

CIUDAD CCS


Únase a la conversación