Venezuela y sus tradiciones: El sabor peculiar de la cachapa

Acompañada por múltiples contornos, el platillo puede comerse a cualquier hora

765
765

El maíz es uno de los alimentos más importantes y versátiles que se mantiene en la dieta del hombre actual a escala mundial. Esta planta gramínea, de donde se derivan productos como aceite y harina, es originaria de América, y sirvió como alimento para las sociedades precolombinas desde hace 10.000 años. No fue sino hasta el siglo XVII cuando se introdujo en Europa. Actualmente, es el cereal con el mayor volumen de producción mundial, superando incluso al trigo y al arroz.

Uno de los platillos hecho a base del grano dorado, es propio de la gastronomía venezolana. La cachapa surge en la región central del país, específicamente en la región mirandina, donde las tribus indígenas cultivaban el maíz, para, posteriormente, procesarlo; pelaban el jojoto, luego le quitaban los granos y los molían con un poco de agua, quedando una masa medianamente homogénea que era cocinada en budares.

Tanta popularidad tuvo la cachapa, que no pasó mucho tiempo para llegar a la mesa de los colonizadores, quienes le agregaron la leche, mantequilla y el queso, logrando trascender en el tiempo y el espacio, llegando incluso a viajar a las Islas Canarias, donde actualmente goza de mucha popularidad.

En los días de la Colonia y, posteriormente a ella, la preparación de la cachapa resultaba un proceso bastante artesanal y moldeable según las diversas recetas. Las negras trabajaban el maíz en los pilones, mientras cantaban letras de historias de sus pueblos, en la preparación se le agregaba la leche, el queso y papelón. Con el pasar de los años, el queso dejó de ser parte de la mezcla para ser agregado luego de ser cocinada la tortilla.

Aunque el sabor característico es muy similar en toda Venezuela, cada región ha optado por darle su toque particular, en la región central su sabor es un poco dulce por el papelón, en los llanos son más saladas y rellenas con el típico queso llanero. Aunque el denominador común en las ciudades principales es rellenarla con queso de mano o telita.

Actualmente, la cachapa es una de las comidas más populares entre los venezolanos, sin embargo, su consumo no es tan frecuente, funciona como una especie de antojo que, una vez saciado, hay que esperar algún tiempo para quererlo de nuevo.

La preparación doméstica también se ha simplificado, muchos establecimientos venden la mezcla lista para agregarle la leche con la que se forma la mezcla, y, si es de su gusto, papelón o sal.

Los negocios de comida preparada también han sabido sacarle el provecho a la cachapa, muchos budares y cachaperas han desglosado una serie de contornos aparte del queso, que le pueden ser agregados: carne mechada, pernil, jamón, chuleta, pollo y otras variedades del queso como clineja, guayanés y amarillo.

Sea del llano o de oriente, con guayanés o de mano, la cachapa siempre será una buena opción para todos los venezolanos.

___________

Historia: Las deidades mayas usaron el maíz para la creación

El Popol vuh es un libro sagrado que contiene las narraciones míticas, legendarias e históricas del pueblo maya, en él se narra la creación del hombre, la cual pasó por tres versiones: la primera de barro, un ser poco inteligente y frágil, la segunda de madera, muy similar a la de barro, y la tercera, el hombre de maíz, la que haría sentir satisfechos a los hombres.

La primera creación divina del hombre maya fue la de barro, una versión humana insulsa y débil que sería destruida luego, tal como la naturaleza hace con especies débiles e inadaptables, este hombre que no se podía sostener, no podía reproducirse, era lógico su desenlace, tal como la evolución juzga a las especies que no pueden reproducirse eficazmente, ella se encarga de dejarlas abandonadas y olvidadas en el tiempo. Una principal razón para destruir este especimen, era que no tenía la inteligencia suficiente para agradecer a los dioses su creación.

Como segunda prueba, los dioses crearon al hombre de madera, una versión que sería mejor que su predecesora y, lo más importante, tendría conciencia de sus hacedores, sin embargo, esto no fue así, este hombre, aunque podía reproducirse, no tenía memoria, así que olvidar a sus dioses no sería un problema, este aspecto es importante destacarlo, ya que, en la evolución del hombre, un tema de gran relevancia es precisamente la memoria.

En última instancia, las deidades, cansadas de no ser reconocidas por sus insulsas creaciones, deciden realizar la obra máxima, creada entre una mezcla de sangre y maíz, este último un gran símbolo para los mayas, ya que es su alimento y generador de vida, surge entonces el hombre maíz, un ente especial para los dioses, siendo éste quien los recordara y les agradeciera sus favores, un hombre capaz de reproducirse y dejar legado intelectual a sus descendientes, formar comunidades y estratificaciones de poderes.

_____________

Cocina: Una receta fácil de preparar

Hagamos cachapas al estilo tradicional, esta receta rinde para ocho cachapas.

Ingredientes:
> 4 tazas de granos de maíz tierno (preferiblemente) extraído del jojoto.
> 1 cucharada y media de sal (o al gusto).
> ¾ de taza de azúcar refinada o papelón rayado.
> Agua o leche, suficiente para hacer la mezcla.

Preparación
Molemos los granos en un procesador de alimentos o en el tradicional molino.
Agregamos sal y azúcar o papelón al gusto a la mezcla que ya tenemos en un recipiente, añadimos agua o leche para que quede fluida y espesa, la consistencia necesaria para que queden bien las cachapas.
En una plancha o budare bien caliente y a fuego lento, untamos aceite o mantequilla, esto para que no se pegue la cachapa.
Con una cuchara grande o como lo llamamos, cucharón (como el que usamos para la sopa) vamos vertiendo la mezcla del maíz en el budare o plancha, se extiende para que quede como una panqueca.
Al rato se le da vuelta a la cachapa cuando se formen pequeñas burbujas.
En poco tiempo ya estará lista para disfrutarla. Unte la mantequilla mientras aún esté bien caliente, lo mismo que el queso de su preferencia, por lo general se usa de mano. También puede variar con otro contorno como jamón, pollo o carne mechada.
Si no tenemos el maíz natural, podemos usar el que viene envasado, se muele y se hace la cachapa como explicamos arriba, no queda exactamente igual, es una forma de mantener la tradición de nuestro querido y famoso plato.
Al igual que la arepa, este plato se ha hecho muy conocido en casi todo el mundo.

REDACCIÓN ALBERT CAÑAS


Join the Conversation