Salud mental: balanza entre la vida y la muerte

Expertos en el área de psicología y psiquiatría afirman que la salud mental puede verse afectada por la ausencia de un soporte familiar,...

Expertos en el área de psicología y psiquiatría afirman que la salud mental puede verse afectada por la ausencia de un soporte familiar, escolar, o por los efectos de la “cultura de dominación”, que requiere y tiene como elemento fundamental la violencia.

La madrugada del miércoles 4 de julio de este año sucedió un caso de parricidio, es decir, cuando alguien asesina a sus propios padres. El hecho que tuvo lugar en Propatria, Caracas, estremeció de tal manera a la comunidad, que aún hoy se encuentra conmocionada, pues un joven de 16 años apuñaló a su madre y a su abuela, afirmando luego que no recordaba nada.

La psiquiatra Nancy Bello señaló que el Ministerio del Poder Popular para la Salud no tiene cifras que reflejen casos como estos. Sin embargo, acotó que la mayor parte de parricidios se deben a un desequilibrio mental que explica con base en tres posibilidades: psicosis, consumo de drogas y psicopatía.

La especialista en salud mental aclaró que un sujeto que presente un cuadro psicótico puede asesinar a cualquier persona, indiferentemente de quien sea, porque sus acciones son impulsadas por la paranoia generada a raíz de una percepción distorsionada de la realidad. En el segundo caso, puede surgir psicosis tras el consumo de drogas.

En el tercer punto, subraya Bello, se marca una gran diferencia, ya que “un psicópata no siente ningún tipo de compasión ni culpa y puede matar a cualquier persona”. La especialista agregó que no existe un perfil específico que identifique a alguien capaz de cometer este crimen. No obstante, mencionó que en el caso de la psicopatía, el sujeto puede manifestar indicios en la adolescencia, como, por ejemplo, el maltrato hacia los animales.

Para la psicóloga Yurbin Aguilar, los efectos de la cultura de dominación inciden en la gente creando dos personalidades: la sometida, que se agrede a sí misma hasta que en un momento crítico ataca a alguien más; y la rebelde, que reproduce la violencia recibida; por lo que instó a educar empleando disciplina y no la violencia.

__________

Indicios y prevención

Aunque no existe un perfil específico dentro del área de la psicología y psiquiatría para identificar un posible asesino, estas son algunas señales que pudiesen ayudar a reconocer algún desequilibrio mental:
> Peleas continuas acompañadas de reiteradas amenazas de muerte hacia sus familiares.
> Maltratar animales sin manifestar ningún sentimiento de culpa al lastimarlos.
> Baja autoestima y percepción de inferioridad.
> Constantes y exageradas conductas agresivas.

LUIGI ÁLVAREZ/CIUDAD CCS

Únase a la conversación