Sin explicación novela gringa de ataque acústico en Cuba

EEUU no ha mostrado pruebas sobre el asunto, y científicos de ese país opinan que “es una teoría más apropiada para una película...

36
36

Mientras el Gobierno de EEUU sigue aduciendo una alucinante sordera de sus diplomáticos en La Habana para reforzar su política de “guerra fría” contra Cuba, los científicos de ese país enmudecen ante la novela de ciencia ficción que se ha ido tejiendo.

Hasta ahora, y después de casi un año de que se dieran supuestamente los primeros incidentes de afección de salud de los diplomáticos estadounidenses, que, por cierto la AP afirma que en su mayoría eran agentes de inteligencia y no propiamente funcionarios de relaciones exteriores, aún la Casa Blanca no ha mostrado públicamente ni la primera prueba, ni el primer examen de salud, ni siquiera ha dado la cara la primera víctima.

El 5 de octubre, el periódico The New York Times (NYT) calificó de “enigma científico” el asunto. El diario entrevistó a varios científicos, expertos reconocidos en acústica, quienes dijeron perplejos que lo aducido por Washington “es una teoría más apropiada para una película de James Bond”.

En un artículo del reportero Carl Zimmer, se afirma que el sonido puede causar molestias e incluso serios daños; pero los científicos dudan que un arma escondida de ultrasonido pueda explicar lo que pasó en Cuba.

“Diría que es bastante inverosímil’, comentó Jurgen Altmann, físico de la Technische Universitat Dortmund, en Alemania, y experto en acústica. “No conozco efecto acústico alguno que pueda causar síntomas de conmoción cerebral”–dijo el doctor Altmann–. “El sonido a través del aire no puede sacudir tu cabeza”.

Zimmer también refiere en su artículo que el Pentágono ha investigado por décadas en posibles armas no letales basadas en sonidos, más allá del espectro audible por los humanos. El Pentágono financió el desarrollo de altavoces para producir sonidos de largo alcance (conocido como dispositivos acústicos de largo alcance (LRAD)). La Marina los utiliza para alejar a los piratas, mientras que el Ejército los despliega en los puestos de control.

Recientemente, la policía de EEUU las empleó para dispersar las protestas raciales en Ferguson.

Pero estas armas funcionan porque emiten un sonido insufrible, y serían demasiado evidentes para usarlas contra los diplomáticos.

Otros medios investigaron

Según NYT, armas basadas en los infrasonidos (frecuencia de sonidos que no pueden ser escuchados por los humanos) no han podido ser desarrolladas hasta ahora, como señala el National Institute of Environmental Health Sciences.

Más posibilidades de desarrollo, dice el Times, tendrían los ultrasonidos con frecuencias superiores a los 20.000 hertz, más allá de la escucha humana. Los ultrasonidos pueden provocar daños si se producen con suficiente poder.

Los militares gringos estuvieron investigando sobre armas ultrasónicas, pero que estos proyectos fueron, según, abandonados en la década del 90, dice el artículo del Times, y añade que aún si alguna otra parte ha tenido éxito en desarrollar armas ultrasónicas, los investigadores afirman que las leyes de la física hacen improbable que un dispositivo pudiera dañar desde lejos a los diplomáticos.

Cubadebate


Join the Conversation