Niki García director general del FITC: El teatro nos hace más humanos y conscientes

Luego de un gran esfuerzo, la 8va edición del FITC solo espera la participación masiva del público

Se anuncia una nueva edición del Festival Internacional de Teatro de Caracas (FITC), el octavo en línea, siempre dando de que hablar. Quien en esta ciudad no se haya visto invadido de la vibra que trae esta cita artística, es porque sencillamente no salió de su casa.

Pero siempre vemos la escena y a veces resulta curioso saber qué pasa tras bambalinas.

Un gran esfuerzo colectivo realizado durante meses: grillas van, grillas vienen, llamadas, locaciones, agrupaciones, llamadas, llamadas, reuniones, presupuestos, logística, planificación, y sí, más llamadas.

Orquestando el batallón está Niki García, su director general. Y cuando se piensa en un cargo como ese, con nombre y apellido, nos imaginamos un tipo de traje y lentes oscuros, con tres teléfonos, dos asistentes y toda esa parafernalia. Pero no es así. Niki es un tipo accesible, libre, fresco, de esos que se ensucian las manos y no calzan con la burocracia.

Y así nos recibió, en el Nuevo Nuevo Circo, en lo que parecía ser un taller al aire libre, donde el olor que se respira es el de la creación, el arte y los sueños. Raro, pero agradable.

—¿Qué lecciones te dejó organizar el FITC 2018?

—Pude autosorprenderme con las capacidades que tengo junto a mi equipo. A pesar de que cometimos muchos errores, mantuvimos la lucidez para sortear todos los retos que se cruzaron. También aprendimos a tener valor para asumir estas responsabilidades y a creer en nuestras capacidades.

De una u otra manera, aprendimos a mostrar una cara del país diferente a la que se maneja en los medios internacionales. Ese festival nos enseñó a defender lo que somos desde el arte.

Todos estos trabajos estaban secuestrados por ciertas élites; entonces, imagínate a un carajo del barrio Artigas, como yo, haciendo un festival internacional de teatro. Lo mismo pasa con un montón de gente, personas que nunca tuvieron un acceso a esto y terminaron asumiendo alguna tarea. Y está de más decir que lo hicieron muy bien.

—¿Qué observaciones recibiste de la alcaldesa?

—Muchas, pero lo primero que puedo rescatar es su satisfacción al ver que el festival fue masivo, ver que logramos un alcance increíble. Aplaudió el hecho de poder llevarle a la gente obras de calidad. Se mostró complacida con la propuesta internacional del año pasado y espero que con la de este también. Las agrupaciones se mostraron muy satisfechas e incluso dieron más allá de lo que debían, demostraron ser personas de gran calidad humana. Para la alcaldesa eso tuvo mucho valor.

—¿Lo mejor del festival pasado?

—Difícil elección, pero para mí fue Culunca, de España. Manejaron un tema bien sensible con una puesta en escena grandiosa, No daré hijos, daré versos, fue muy buena también. Creo que nos dimos banquete con ese festival.

Hubo una gente de Portuguesa que trajo unos textos de Karín Valecillos y también me gustó mucho la obra del Teatro Coordinación de Yaracuy.

—¿Cómo les fue con el proceso de convocatoria para esta edición?

—Recibimos propuestas de 230 agrupaciones nacionales y fueron seleccionados más de 60 trabajos, no solamente de teatro, habrá también danza y circo. Este año también tendremos una modalidad de cuentacuentos.

—¿Cómo funcionará la logística de los ejes?

—Repetimos los mismos ejes: Infantil, que este año será en el parque Alí Primera; Comunitario, donde llegaremos a lugares como Ciudad Tiuna, Ciudad Caribia, escuelas y donde estarán más de 70 agrupaciones; Salas con 12 espacios entre los que figuran los principales teatros del a ciudad, Municipal, Principal, Nacional, Bolívar, Teresa Carreño… Programación de calle, con la Plaza de los Museos, el Bulevar de San Agustín y la Plaza Sucre.
—¿Cuántas fuerzas se unen para hacer posible el festival?
—Aparte de la Alcaldía de Caracas, hay un montón de ejecutores: la Fundación Circo Nacional de Venezuela, las Comapañías Nacionales de Teatro y Danza, la Red de Teatro y Circo, el Gobierno del Distrito Capital, Unearte… Hay muchas comunidades organizadas que hacen posible el eje Comunitario; la gente de Apamate Creativo nos ayuda con la imagen gráfica, la fuerza cultural de San Agustín junto a Reinaldo Mijares, y muchas fuerzas más que no logro recordar en este momento, pero que de una u otra forma hacen esto posible.

—¿Qué lleva el Circo Nacional de Venezuela al Festival?

—Haremos la apertura del eje comunitario con una Variaté Circo, y en una coproducción en la que estaremos presentando en la calle Carmina Burana, acompañados de la Orquesta Sinfónica Municipal de Caracas, los coros del Teresa Carreño y del Sistema de Orquestas y Coros Simón Bolívar. Será una gran puesta en escena, llena de música, actores, bailarines. Algo muy bueno.

—¿Qué propuestas te llamaron la atención?

—El Popul Vuh, que es la obra que inaugura oficialmente el festival, es una pieza de la Compañía Nacional de Teatro, dirigida por José Luis León. Los he seguido de cerca y será algo increible. También me honra mucho decir que Jericó Montilla, para mí una de las mejores directoras de este país, estará presentando 12 cosas imposbles antes del desayuno, pieza que obtuvo el Premio Municipal de Teatro 2011.

Tendremos de las Islas Canarias Salvador y Federico, una propuesta sobre Dalí y García Lorca; de Chile viene algo con relación a la sexodiversidad, Yo soy el Dylan; viene un Quijote de Colombia, algo hermoso; estará la ópera Carmén de Cali y muchas otras obras grandiosas.

—¿Saldrá de Caracas el Festival?

—Algo muy interesante de esta edición es que tendremos 5 subsedes: Zulia; Falcón, Cojedes; Vargas y Miranda, donde están programados grupos nacionales einternacionales de la mano de varias alcaldías.

—¿Han afectado al festival las presiones internacionales?

—Claro. Teniamos una gran obra procedente de España y recibieron presiones para que no vinieran a Venezuela. Teniamos un espectáculo de primer nivel de Portugal que tampoco vendrá. La sanción al Bandes, lamentablemente, trajo una reducción de la oferta internacional, pero seguimos luchando para lograr un festival de calidad. Esperamos colmar todas las salas y los espacios.

___________

Biografía mínima

Niki García, nieto de la biyuya del barrio La Línea de San Martín, caraqueño de nacimiento, piensa y se mueve como tal.
De los 46 años que tiene, 31 los ha dedicado al arte y a incentivar la movida circense y el teatro de calle en Venezuela. Creció en una casa de mujeres y siempre contó con el apoyo de ellas. Evolucionó desde el chamito que se hacía crestas punketas hasta el hombre que creó la Fundación Circo Nacional de Venezuela.
Por segunda vez en su vida, enfrenta con decisión el reto de mantener en alto el Festival Internacional de Caracas.

ALBERT CAÑAS
FOTOS AMERICO MORILLO

Únase a la conversación