Tetas en revolución: A propósito del Plan Nacional de Parto Humanizado

María Rodríguez

347
347

María Rodríguez

El país de lo posible es aquel en el que las fronteras no existen cuando se trata de la solidaridad por el bienestar de los pueblos.

Lejos de todos los malos augurios que le hacen a nuestra tierra, y producto de la lucha de hormiguitas por el cuidado de la vida, por otra forma de venir y ser recibidos en este mundo, hemos logrado uno de los avances más significativos en los cambios de fondo para el nacimiento de la mujer nueva y del nuevo hombre del que tanto se habla en las teorías socialistas.

Sí, por fin se materializa en una política pública de salud el cuido espiritual y físico de la gestación, el parto, el nacimiento y la crianza respetuosa que nos legaron nuestros antepasados.

Nace pues el Plan Nacional de Embarazo Feliz y Parto Humanizado, con el objetivo fundamental de despertar a las mujeres para que recobren sus grandes poderes creadores y dadores de viva, como esencia amorosa.

Desmintiendo toda la patraña que nos han impuesto sobre nuestros cuerpos y nuestros procesos, hemos dado un paso adelante las que creemos en otro mundo posible, y vamos orgullosas a empoderar y formar un ejercito de 10 mil mujeres equipadas y cargadas con fusiles de cantos, granadas de poemas, cañones de conocimiento ancestral medicinal, portaaviones de estrategias sanadoras de miedos y un arsenal de oxitocina para ayudar a parir con placer, en familia y en paz.

Creemos firmemente en la necesidad de transformar la realidad que hoy vivimos, y sabemos que la mejor manera de hacerlo es trascendiendo la violencia, dándole a nuestros hijos y nuestras hijas amor, paz y confianza. Eso lo podemos lograr cambiando nosotros y nosotras la manera de actuar a diario, si queremos un país mejor, próspero y ejemplar. Debemos ser mejores ciudadanos y ciudadanas, amorosas y respetuosas. Hablar, escuchar, y hacer un chiste para rescatar la armonía son actitudes propias de la venezolanidad.

Es así como nosotras, las militantes de los sueños y la esperanza, Tetas en Revolución, que día a día en nuestros espacios comunitarios materializamos nuestros anhelos de Patria, les decimos que es posible vencer la violencia obstétrica a la que nos condenaron las empresas que hicieron de nuestros cuerpos una mercancía.

Les invitamos a soltar las cadenas que nos condenan como simples consumidoras y hacer valer nuestros derechos, a que se respeten nuestros cuerpos y nuestros procesos.

Nosotras parimos, nosotras decidimos. Tenemos derecho a un parto con respeto; tenemos derecho a un parto con amor. ¡Tenemos derecho a parir en Revolución!

Los invitamos pues, mañana sábado a las 10:00 am a la plaza Armando Reverón en Bellas Artes. Allí realizaremos nuestra “Ronda de Tetas”. Este es un espacio de aprendizaje y crecimiento colectivo de las familias amorosas, en la cual también estaremos socializando el plan y orientando a las mujeres interesadas.

_____________________

Red de colectivos por el Cuidado de la Vida Tetas en Revolución. Escríbenos a tetasenrevolucion@gmail.com. Síguenos en Twitter e Instagram: @TetasEn y en Facebook: TetasEnRevolución


Join the Conversation