Trabajo colectivo es el arma contra el egoísmo y la ambición

William Castillo, viceministro de Comunicación Internacional de la Cancillería afirmó que los valores están arraigados en nuestra cultura e historia Patria

La situación actual que atraviesa la nación, arrastra consigo una serie de elementos que contribuyen a la omisión de los valores característicos de nuestra venezolanidad, sin embargo, hay quienes afirman que estos problemas se arraigan en lo más profundo de la historia y la cultura del pueblo, para reflejarse ahora con mayor intensidad a causa del asedio capitalista. William Castillo, viceministro de Comunicación Internacional del Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores, nos muestra su perspectiva de esta realidad que se vive en Venezuela.

“La cultura se pierde si un pueblo deja de practicarla”, asegura Castillo, como abreboca, y resalta que los venezolanos han recuperado la memoria histórica de las luchas y hazañas de figuras icónicas de esta tierra, luchas que dan cuenta de una trayectoria que realza valores, costumbres y actitudes de nuestra identidad.

Esta recuperación histórica, asevera nuestro entrevistado, hace que el soberano mantenga vivos sus valores de libertad, justicia e igualdad con mayor claridad. “Creo que todo este proceso se ha reivindicado los últimos 19 años y los valores están perfectamente vivos”, expresó.

“Hay mucha historia oculta sobre lo que ha pasado en Venezuela, sobre nuestra población, nuestros intelectuales, quienes han formado la cultura venezolana y hay que reivindicar a nuestros cultores y poetas”, instó el viceministro de Comunicación Internacional.

Hacia un horizonte de convivencia ciudadana

Con la idea de que una sociedad se hace sobre la construcción colectiva y no sobre la individual, Castillo refiere que debemos recuperar un sentido de convivencia, respeto a nuestros mayores, a los niños, niñas y adolescentes y al espacio público, para detener el ataque que por años se ha inducido a los valores de la cultura venezolana.

“Todo esto es un trabajo que el modelo capitalista hizo durante más de 100 años, e instaló la cultura del egoísmo, de la ambición, del afán de lucro, de la riqueza apátrida”, fustigó el comunicador social.

En este sentido, insistió que las venezolanas y venezolanos deben afianzar la lucha contra los antivalores que suelen evidenciarse con mayor intensidad en las grandes ciudades, por lo que resaltó que debemos “seguir incentivando la culura de la lectura, del libro, pero también hace falta cumplir las normas, reglas mucho más claras que hoy día no las aplicamos”.

A recuperar los espacios públicos

Además, Castillo sugirió recuperar y respetar los espacios públicos, ya que éstos pasan a convertirse en espacios de convivencia, es decir, lugares para conversar y compartir momentos agradables de sano esparcimiento.

“La gente debe entender que cuidar lo público lo beneficia, y no deteriorarlo ‘porque no es de él’. Cuidar los parques públicos, las avenidas o incluso escuelas u hospitales representa un gran trabajo, tenemos que reivindicar el valor que tienen todos esos espacios, aunado a la cordialidad y buen trato cotidiano entre cada uno de nosotros”, afirmó el periodista.

El esfuerzo tiene que ser colectivo

Otro de los llamados que realizó el veceministro fue a combatir colectivamente los atropellos que actualmente envuelven a la ciudadanía, los cuales –de una u otra manera– guardan relación con problemas como la inflación, derivando en especulación, bachaqueo y otros factores que afectan a la sociedad venezolana.

“Nosotros tenemos que contribuir a quitar esta cultura del bachaqueo que induce a la gente a acaparar, a guardar cosas”, argumentó.

Por otra parte, aplaudió la labor que han organizado distintas comunidades en aras de afrontar estas adversidades que afectan en forma negativa los valores del pueblo. “Eso que están haciendo algunos consejos comunales al establecer su propia moneda para combatir la fuga de efectivo, a restablecer su propio sistema de distribución de alimentos”, expresó.

Para finalizar, acotó que lo público, lo colectivo y lo comunal, resulta esencial para recuperar los valores de convivencia en la sociedad. “Yo creo que ese es el trabajo, un trabajo de la educación, de la cultura y también un trabajo desde el núcleo familiar”, sentenció Castillo.
_________

El periodista indicó que los valores de convivencia deben sustentarse con cultura y educación.

Un mensaje para las nuevas generaciones

Entre las características que, desde el punto de vista de nuestro entrevistado, hacen resaltar la identidad de las venezolanas y venezolanos, se encuentra la bondad, la amistad y la dignidad, además agregó que “el venezolano es libertario y es rebelde”.

Tales afirmaciones lo llevaron a enviar un mensaje a todos aquellos que representan el porvenir de la nación, los jóvenes de nuestro país. “Mi mensaje para la juventud es que el futuro no está fuera de Venezuela, está dentro de ella”, aseguró Castillo.

Enfatizó que en esta tierra existen diversas razones para estar orgullosos, ya que “somos un país inclusivo y de justicia, garantizamos pensiones y educación gratuita, eso no se está logrando en otro lugar del mundo”, aclaró.

En este sentido, el viceministro se dirigió a la muchachada venezolana que debido a las adversidades que aquejan al país, se encuentran actualmente en el extranjero. “Ustedes son los que tienen que construir y eso no se hace desde el extranjero”, señaló.
_____________
*Biografía Mínima

William Castillo nació en la ciudad de Caracas en el año 1961. Es un periodista de amplia trayectoria en el mundo de la comunicación social, donde su destacada labor lo llevó a dirigir distintos medios como Venezolana de Televisión (VTV) y Tves. También estuvo al frente de otros organismos públicos como la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) y, por otra parte, trabajó en el sector privado en el área de publicidad. Es amante tanto de la literatura venezolana y latinoamericana, como de la poesía. Sin embargo, la dedicación al campo comunicacional y profesional no lo apartó de sus otras aficiones, ya que el ciclismo constituye otra de sus pasiones. Actualmente es viceministro de Comunicación Internacional de la Cancillería.

LUIGI ÁLVAREZ / CIUDAD CCS

Únase a la conversación