Tras la oscuridad, el alma noble nunca se doblega

Ante el apagón los venezolanos han tomado partido entre la bondad y esa mal llamado “viveza criolla”

Desde que se recibió el primer apagón, la reacción general ha estado en tensa calma, lo que ha desembocado en una variedad de artimañas, sentimientos y desafortunadamente, la reaparición de la maldad turbada por falsos líderes, pero luego de la noche se asoma un nuevo día; y esto lo afirmaron personalidades que dieron su granito de arena en cada rincón del país.

La polarización que vivieron los hogares venezolanos desde el día jueves es catalogada como un espejo que demuestra lo que se está cocinando en este caldero, si se le da la permisiva de actuar a quienes no tienen la batuta y hacen llamados a sacar lo peor del ser humano, avaros que no desperdiciaron su oportunidad.

¿Cargar tu telefóno por 2 $? ¿Te parece mejor “llenar un botellón” por 8 $? Para los más incrédulos, el famoso paquete de hielo en 10 y 12 $, ¿es esto viable? Así fue la realidad de muchos compradores ante el aprovechamiento de los “apreciados” comerciantes que cometieron una ilegalidad, como lo es exigir monedas extranjeras como forma de pago. Y para los más estresados, ¿por qué no comprar un cigarrillo para calmar la ansiedad?, pero a 11 mil soberanos, una representación del 89 % de un salario mínimo de un empleado, y eso sin contar la venta del cartón de huevos en 5 $. La situación quiere pintarse de insostenible.

La única luz que ningún imperio puede apagar

Estas acciones son el pan diario de muchos de los afectados durante los apagones y que fueron contrarestadas por las acciones de venezolanos concientes. Gracias a la única luz que no se extingue: la solidaridad.

Ciudadanos que desinteresadamente ofrecieron sus puertos de carga para celulares, bebidas frías, toldos para soportar las altas temperaturas, agua potable de sus propias casas, hasta llenar toda una cuadra y comida para aquellos que perdieron sus proteínas, inclusive carnicerías del interior del país dieron su mercancía para abastecer a los afectados y evitar la pérdida material, fueron los héroes y heroínas en la penumbra. No fue un misterio para nadie que el tema del agua abatió a más de uno, pero el costo de las cisternas es una preocupación latente, llenaderos intentaron surtir a precios justos (no todos) pero las faldas del Waraira Repano surtieron las largas colas con el líquido para quienes fueron con sus botellones.

No lo digo yo, ni me lo contaron, lo viví

Muchas comunidades sacaron esa jocosidad que nos caracteriza para pasar de manera amena estas horas sin servicio eléctrico, abuelos desempolvaron las mesitas para jugar dominó y duraron estas partidas hasta que el cuerpo aguantó, ya cuando la luz del sol se apaciguó, las luces de carros, velas y fogatas con kerosen hicieron su debut.

Muchos residentes y condominios se reunieron para hacer guardias en las entradas de los edificios en distintas zonas de Caracas, también plazas e iglesias fueron el epicentro de reunión para pasar la noche.

Dentro de las redes sociales pueden encontrarse con muchas risas debido a testimonios realizados por jóvenes y niños que apenas descubrieron los juegos de mesa, y otros terminaron leyendo hasta la Biblia, en lo cual me declaro culpable ya que finalicé un libro de 632 páginas de un ruso medio histérico ante la luz de una vela.

Arelys Osteicoechea, de 56 años, nos contó su experiencia como residente dentro de un hotel “pidiéndole a Dios, a oscuras, sin efectivo, pero nos apoyamos dentro del recinto, vecinos nos regalaron comida, en las horas disponibles de electricidad, ya que en el hotel hay una planta habilitada. Y no me rendiré porque no dejaré que las manos clandestinas del imperio invadan mi voluntad”. Su compañera Adelaida Mujica, con 70 años, cuenta orgullosa cómo crear velas con algodón, aceite comestible y agua.

Orlando Pacheco, de 54 años, agregó que las zonas escuálidas, a pesar del bochinche, estaban tranquilas. “Cuando me baño con mi agua de llenadero o cuando llega, pongo otro pote debajo para reutilizar el agua en la poceta o alguna urgencia”.

___________

Ayuda para el pueblo

En vista de los acontecimientos que afronta el país, diferentes entidades del Gobierno construyeron una red de solvencias temporales hasta restituir el servicio eléctrico.
La distribución de agua a través de cisternas para sectores vulnerables, garantizando la salubridad de las comunidades, es fundamental. Se comenzó un “plan especial de abastecimiento de agua potable a los principales hospitales del país”, informó la ministra del Poder Popular para Atención de las Aguas, Evelyn Vásquez.
También, en vista de que el sistema de transporte subterráneo no funciona por no obtener las altas tensiones de energía que requiere, habilitaron rutas terrestes mediante el uso de Metrobús, adyacentes a las líneas 1, 2 y 3 del Metro de Caracas, que van desde Propatria hasta Petare, de manera totalmente gratuita.
Petróleos de Venezuela (PDVSA) ratificó la garantía del suministro de combustible y productos derivados en el territorio nacional, así como del sistema de distribución a través de la Empresa Nacional de Transporte de la estatal, esto para todas aquellas unidades de transporte y automóviles particulares.
Diversas comunidades han recibido cajas Clap para solventar estos días ante los precios especulativos de los alimentos y otros rubros.

NATASHA MARTÍNEZ/CIUDAD CCS
FOTOS AFP

Únase a la conversación