Por una Caracas limpia y sustentable (+fotos)

La nueva reestructuración planteada por Supra Caracas requiere la participación comunitaria

 

Comenta Dorys Aguirre, habitante de la parroquia Sucre, que a principio de año, un olor fétido y hediondo se respiraba bajando la calle principal de Los Magallanes de Catia. Los gusanos tomaban el asfalto, deslizándose libremente mientras la basura descompuesta permanecía en el mismo lugar, ocasionando que aquel tufo impregnara de insalubridad las casas de aquella comunidad.

“Mientras estaba haciendo la comida, el olor a animal muerto permanecía en casa. Pasaban más de 10 días sin que llegara el camión, e incluso después que la recogían el mal olor seguía instalado en casa. ¡Una pesadilla!”, cuenta la señora Aguirre con piel de gallina.

Es cierto que los días decembrinos representan para muchos ese mes donde el consumismo se apodera de los hogares: la cantidad de desechos que se genera en esa época, sin tomar en cuenta las necesidades reales, convirtieron a Caracas en un gran depósito de basura. Para donde se mirara solían estar a la vista montañas de bolsas plásticas que tardan, por lo menos, cien años en degradarse.

Rafael Domínguez, gerente general de Supra Caracas, dice que la recolección total de diciembre a mayo equivale a colocar una fila de 26 mil compactadoras desde la Autopista Valle-Coche hasta la ciudad de Barquisimeto. Sin duda ha considerado que el problema de la basura no depende solo de una gestión institucional, sino también del esfuerzo de una comunidad con ciudadanos conscientes que aporten a la limpieza de la ciudad.

Es por ello que en la nueva reestructuración de la empresa se agrega lo que llaman Metras (Mesas Técnicas de Reciclaje y Aseo), donde se plantean, principalmente, acciones corresponsables desde las comunidades y la institución.

Reestructuración sobre la marcha

Reforzando la construcción del nuevo Sistema Popular de Gobierno, delegado por Chávez y promovido por Nicolás Maduro, se realizó un plan estratégico, desde la Alcaldía de Caracas, para poner en práctica el “mandar obedeciendo”.

Siete líneas estratégicas son las que rigen a esta nueva dinámica de trabajo, donde se contempla, en primer lugar, la desconcentración de operaciones que está enmarcada en la eficiencia operativa.
“Pensamos cómo generar rutas más cortas, desde el punto en que salen los camiones hasta las estaciones de transferencia hacia el relleno sanitario La Bonanza”.

Actualmente existen dos bases: una ubicada en Las Mayas y la otra en La Yaguara. Dentro de la estructura operativa se busca aumentar el número de bases agregando cuatro, con la idea de reducir el trayecto de cada unidad y por ende aumentar la frecuencia de recolección, además de atender los 8 ejes territoriales. Los próximos puntos serán Plaza Venezuela, Sucre, Casco Central y Caricuao.

La ciudad comunal

Las Metras son una idea de la alcaldesa Erika Farías que fue adoptada como política pública en el Ministerio para el Ecosocialismo. En este espacio se pretende trabajar, en conjunto con el Poder Popular, con la idea de que exista un orden en la recolección de basura, proponiendo horarios fijos para realizar la ruta y así desaparecer el uso de los containers y, al mismo tiempo, eliminar de la memoria colectiva ese olor que se impregna en la cotidianidad del caraqueño.

“En Altavista la comunidad se logró organizar armónicamente: ellos esperan a que llegue el camión para salir a depositar la basura. Los puntos donde anteriormente echaban la basura son espacios que han sido recuperados por ellos con pinturas, plantas y cauchos reutilizados. Es un ejemplo de asumir la responsabilidad para vivir una Caracas limpia”.

A mediados del mes de marzo incorporaron nuevas unidades y contenedores. También rehabilitaron otros ya existentes, estando diariamente operativas 100 unidades de recolección que atienden a las distintas rutas.

“Son 100 camiones recolectores los que todos los días dan la batalla en la ciudad, y a pesar de las afectaciones de esta guerra económica seguimos trabajando con el pueblo”, expresaron.

Conciencia ciudadana

1 Consuma lo necesario. Es posible lograr un consumo consciente cuando no actuamos como un recipiente receptor ante las publicidades que crean necesidades irreales.

2 Saque la basura en el horario acordado. Hay desechos orgánicos que podrían ser aprovechados como abono para las plantas o que pueden ser congelados para evitar las moscas y lograr sacarla cuando el camión llega a la ruta.

3 Clasifique los desechos y promueva el reciclaje. La recolección de plástico es una de las políticas que se intenta implementar desde la Alcaldía de Caracas. Desde casa puede reutilizar materiales y extender su uso.

4 Colabore con la gestión de los barredores. No eche basura en las calles, ese espacio por donde transitas puede mantenerse limpio si el aporte es individual y desde la conciencia.

NIEDLINGER BRICEÑO/CIUDAD CCS
FOTOS PRENSA SUPRA

Únase a la conversación