Una voz silenciosa 2016 (Japón)

Es un filme que se centra en la redención, comprensión y, sobre todo, amor y respeto por la vida

286
286

El bullying, la redención, la comprensión, el respeto y el amor son algunos de los elementos que aborda la pieza cinematográfica Koe no Katachi, conocida en español como Una voz silenciosa, dirigida por la profesional japonesa Naoko Yamada y producida por Kyoto Animation en el 2016.

La historia se centra en Shoko Nishimiya, sorda de nacimiento, quien empieza a cuestionar el motivo de su existencia. Cuando ingresó en la escuela recibió apoyo y comprensión de sus compañeros, pero tras las burlas que hizo Shoya Ishida por su manera de hablar, comenzó a sufrir de maltratos.

Tras perder materiales escolares y aparatos auditivos, las autoridades del colegio toman cartas en el asunto, y el curso señala a Ishida como el protagonista de estos actos. Posteriormente, Ishida comienza a perder a sus amigos debido al acoso que le han impuesto, es ahí cuando empieza a aislarse de sujetos contemporáneos con él.

En su adolescencia, Ishida intenta corregir su mal actuar, es por ello que toma clases de lenguaje de señas y busca a su antigua compañera de clases con la intención de ganar su amistad y su perdón.

La obra cuenta con una buena calidad estética, así como también con una banda sonora interesante.

Una de las enseñanzas más significativas del filme es el perdón a uno mismo, si la culpa y remordimiento abarcan cada espacio de nuestra vida, jamás se podrá consolidar un presente digno o un futuro feliz.

Otro aspecto interesante es el apoyo que se recibe de la familia ante las malas experiencias.

La madre de Shoko es presentada como una mujer fría, pero vela por la seguridad y dignidad de sus hijas, a tal punto que llega a ejercer acciones extremistas, mientras que la de Ishida, a pesar de su alegría, cuestionó y asumió los errores y consecuencias que cometió su hijo en el pasado.

La película hace hincapié en que aun cuando se tengan malas experiencias con las hipocresías y traiciones, siempre aparecerá una persona que cambiará la forma de ver el mundo. Lo más importante de esta propuesta es que hay que tener respeto y amor por la vida, ya que el odio hacia uno mismo puede ocasionar sufrimiento y dolor en otras personas.

“¡No existe la persona perfecta, así que no hay nada como aceptarse a uno mismo por lo que realmente es!” “Creo que la amistad va más allá de las palabras y la razón”, y “quiero que tú… me ayudes a vivir”, son algunas de las frases más significativas de la obra.

El filme es una adaptación del manga (cómic japonés) homónimo de Yoshitoki Oima, por lo tanto, quien haya leído la obra original, se topará con elementos y personajes que no fueron abordados.

REDACCIÓN TIBISAY MAZA GIMÉNEZ


Únase a la conversación