Víctor Rojas, Julio de Santiago y Juan Vélez primeros en subir a lo más alto del podio

Ganaron la prueba de kata por equipos, en el Campeonato Nacional de Karate Do que fue inaugurado en el gimnasio Gastón Portillo

Víctor Rojas, Julio de Santiago y Juan Andrés Vélez, en kata por equipos, se convirtieron en los primeros en subir a lo más alto del podio en el Campeonato Nacional de Karate Do que fue inaugurado en el gimnasio Gastón Portillo, ubicado en el Instituto Nacional de Deporte (IND).

De acuerdo a una nota de prensa del IND, en kata individual el vencedor fue Yefferson Ortiz, a quien acompañaron en la tarima de premiación César Gutiérrez y Franco Sáez y Rojas.

El torneo, que también tiene como objetivo preparar a los deportistas para eventos internacionales,  cuenta con representaciones de 20 estados del territorio nacional y la intervención de 125 atletas en las dos modalidades de la disciplina: kata (figuras) y kumite (combate).

En kata individual femenino se posicionaron en la cúspide Andrea Armada, representante del estado Monagas, Valeria Hernández, Yohana Sánchez y finalmente Isabel Aguilar, en ese mismo orden.

En kumite individual femenino (división hasta 68 kilos) Pierina Alvez logró subirse al podio en el primer lugar y Carola Naranjo ocupó el segundo.

Por su parte, el ministro del Poder Popular para la Juventud y el Deporte, Pedro Infante, felicitó a toda la familia del karate venezolano e indicó “son ejemplo del deporte y organización en el país”.
Infante agregó que los atletas deben saber que cuentan con el gobierno nacional, con el Ministerio del Poder Popular para la Juventud y Deporte, con el IND y el Fondo Nacional de Deporte para que continúen brillando.
El también presidente del IND informó que este es uno de los deportes más practicados en Venezuela, e incluso el más masificado y adicionalmente es uno de los que tiene mayor proyección para los Juegos Olímpicos de Tokio-2020.

De igual manera, el ministro señaló que están apoyando al karateca Crixón Guzmán para que pueda recuperar su estado de salud y así continuar representando al tricolor nacional.
Finalmente, Guzmán dijo que a pesar de tener su salud comprometida desde hace 11 meses agradece al gobierno y al ministro por haberlo ayudado. “Es un sentimiento muy fuerte, pero sin Cristo en mi corazón yo no hubiese podido salir de esto. Él me dio una segunda oportunidad, y ahora mi sueño, es mi realidad: Tokio-2020, donde representaré en lo más alto a mi país.”

CIUDAD CCS

Únase a la conversación