¿Viva Almagro?

EARLE HERRERA

Luis Almagro está a punto de cumplir con un objetivo inesperado: acabar con la oposición. Sus visitantes más asiduos ya rodaron: A Timoteo lo volaron de un Nuevo Tiempo. Los sueños presidenciales de Ramos Allup son cenizas. Y su última víctima, Luis Florido, fue echada de Política Exterior de la AN como una flor marchita y del partido como otra sin retoño. Los chavistas deberíamos darle “hurras” a Almagro, pero nuestro cinismo no es tan refinado ni nuestro estómago tan fuerte.


Únase a la conversación