Maduro: Contrato firmado por Guaidó pretendía sustituir la Constitución venezolana

0

El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, advirtió este sábado que el contrato firmado por el diputado de derecha y Asamblea Nacional – instancia que se encuentra en desacato desde 2016 -, Juan Guaidó, con los mercenarios; pretendían sustituir la Constitución de la República.

«Este contrato intentó sustituir la constitución de la República Bolivariana, las instituciones venezolanas, por un grupo de contratistas que iban a tomar el poder en Venezuela e iban a privatizar todos los órdenes», alertó el jefe de Estado venezolano desde el Palacio de Miraflores, en Caracas.

En declaraciones transmitidas por Venezolana de Televisión, el Mandatario Nacional repudió este contrato — que fue revelado esta semana por el ministro para Comunicación e Información, Jorge Rodríguez— ; que tenía establecido imponer una «licencia para matar» a todos los que ellos consideraban obstáculo para ejecutar sus planes.

«Es lo más grave que pudiera haber sucedido jamás en un sector político. Nunca antes en la historia se vio algo parecido, que un político venezolano fuera a buscar mercenarios en el mundo, invadir a Venezuela y asesinar al presidente, a todos sus contendientes políticos. Asesinar a quien fuera. Licencia para matar, creo y puedo apostar que nunca más se verá en la historia de Venezuela que alguien haga eso», recalcó el mandatario venezolano.

«Toman el control petrolero, económico, financiero, sustituyen la constitución y el país se rige por un contrato donde entregan la Patria a través de este contrato», agregó el presidente Nicolás Maduro durante una reunión con la Comisión Presidencial para la Prevención del Covid-19.

Ante esta nueva arremetida imperial — de la que se encuentran detenidos más de 20 mercenarios, entre ellos dos exboinas verdes estadounidense—; el presidente Maduro instruyó a todas las autoridades a difundir el contrato y a detallar las agresiones ejecutadas por la derecha venezolana, con respaldo del gobierno de Estados Unido (EEUU) y Colombia.

«Nosotros tenemos que seguir luchando por otro mundo, por el respeto a la vida, por una Venezuela que se rige por la constitución», indicó el mandatario venezolano.

De igual forma, el presidente Maduro ordenó a fiscales y tribunales analizar e investigar todo el contrato — que consta de ocho páginas más 42 de anexos —, para poder realizar un juicio «histórico y ejemplar», que sirva de guía para la defensa de la soberanía de la República.

«No es cualquier cosa, y espero que los fiscales y tribunales, juzguen a fondo todo este contrato, todo este plan macabro y se haga un juicio histórico y ejemplar que servirá para la defensa de la soberanía y de la institucionalidad», puntualizó.

El contrato que firmó Juan Guaidó con Silvercorp, por 212 millones 900 mil dólares, contemplaba asesinar al presidente de la República, Nicolás Maduro, al presidente de la Asamblea Nacional Constituyente Diosdado Cabello y al alto mando militar de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb).

«Estaban autorizados para eliminar elementos militares del régimen, o elementos no militares terroristas (venezolanos de consejos comunales, soldados, cualquier venezolano), aeronaves, así como el uso de cualquier tipo de armas, minas autoactivadas o de comando», explicó esta semana el ministro para la Comunicación e Información, Jorge Rodríguez.

El documento – que fue validado por J.J. Rendón, uno de los firmantes del contrato –  cataloga a todos los venezolanos de la Patria como terroristas. Guaidó permitiría al mercenario Juan Goudreau mediante el contrato, usar en Venezuela todo tipo de armas convencionales, minas auto activadas, entre otras armas letales.

La operación y asesinato de funcionarios del Gobierno de alto nivel duraría más de 400 días, porque incluía la estancia de unas «fuerzas especiales» en el país.

Guaidó tenía previsto cancelar al contratista un anticipo no reembolsable de 1.500.000 de dólares.

Se establecía la creación de una especie de «casa militar» para cuidar a Guaidó durante los asesinatos y acciones violentas. «Es un documento de la muerte», aseveró Rodríguez.

La cadena de mando de esta operación quedaba así: Comandante en jefe, Juan Guaidó; supervisor del proyecto, Sergio Vergara; Juan José Rendon, jefe de estrategia, y jefe de Servicio, por determinar.

Ciudad CCS / AVN