Niebla de guerra

0

Abre con cartel: 22 Octubre de 1964 escrito en inglés. Por cadena nacional el presidente Kennedy anuncia que ha ordenado establecer una “cuarentena”(sic), y cerco naval alrededor de la isla de Cuba. Corte a espectacular toma aérea de una caravana de buques que navegan libres y soberanos en un azul de Mar Caribe. Corte a una entrevista de película: “De la comedia al documental hay solo un paso”, piensa entre divertido y asustado el ex detective privado, y ahora director de cine Errol Morris, mientras se ajusta el cinturón de seguridad en su carro, antes de conducir la aleccionadora entrevista que le hará al ex Ministro de Defensa y Presidente de la Ford y del Banco Mundial Robert “3en1” McNamara. Y que llevará luego al propio Morris a ganar el Oscar en el año 2004 con Niebla de Guerra, def.: “Confusión que se da durante el conflicto bélico en el campo de batalla”.. Y también es el nombre de la nueva película de Morris, que apela y bien, al cine como medio más efectivo para que Todos nos demos cuenta de Todo lo que él buscó y encontró en medio de la neblina de la memoria de McNamara.

Corte a cigarrillo apagado en un vaso de whisky: Porque como el mejor detective de una novela negra, Morris descubre así, genial y sutilmente, con su cámara y en primer plano, a un verdadero asesino serial amplificado a genocida. Para que se haga objetiva justicia. Y acribillarlo a preguntas desde la pantalla, respaldadas con tiros de cámara dignos del mejor francotirador. Pero para llegar ahí, Morris primero ha tenido que trazar una fina estrategia de ataque, casi imposible de ver para el sospechoso. Morris usa la entrevista y el ego para descubrir al culpable, para acorralarlo y que se delate. Para que termine él mismo cayendo en una niebla de guerra con sus respuestas, y confiese toda su responsabilidad, desde la Crisis de Octubre hasta la Guerra de Vietnam. Entonces, Bravo por el detective Morris! Nuevamente.

Corte a silla eléctrica importada. Cabe destacar que previamente Morris ya había resuelto con su cámara el famoso caso de La Delgada Línea Azul, en el que esta vez salva de la injusta pena de muerte gringa, y saca de la cárcel a Randall Dale Adams en 1988…Click!, Flashback a Morris en su carro que todavía sigue pensando: “Si bien fue Ministro de Defensa de Kennedy, lo único que hizo McNamara en su vida para la defensa de alguien, fue ponerle cinturones de seguridad a los carros cuando trabajaba para la Ford”.

Corte a carro Ford en una bomba de gasolina de Venezuela al que le llenan el tanque con la gasolina que nos trajeron los buques iraníes por el azul Mar Caribe así, totalmente libres y soberanos.

Tras su retiro en 1981, McNamara se convierte al Pacifismo activo del Movimiento de No proliferación de armas nucleares, tratando inútilmente de evitar ser rociado por el napalm del infierno. En el 2009 murió cerca del Pentágono, durmiendo en su casa, mientras tenía una de sus acostumbradas pesadillas confesas, en medio de la niebla de la selva de Vietnam. Elemental, mi querido Watson!

Ciudad CCS / Diego Fresán