La Universidad Central de Venezuela se cae a pedazos (+Fotos)

0

Con motivo del siniestro ocurrido en el corredor N° 5, de la Universidad Central de Venezuela (UCV), frente a la biblioteca de Ingeniería, el pasado miércoles, autoridades universitarias e instituciones gubernamentales se han cruzado en el lugar de los hechos como muestra de voluntad para solucionar la calamidad.

Una sección del techo de la UCV ubicado en el pasillo N°5, frente a la plaza Jorge Rodríguez «Tierra de Nadie», construido por el icónico arquitecto Carlos Raúl Villanueva, se derrumbó a las 12:30 del mediodía aproximadamente, sin causar algún daño que haya afectado a alguna persona.

En tal sentido, la directora de Mantenimiento Carmen Yegres, manifestó que la Universidad Central de Venezuela se encuentra en estos momentos «empobrecida», ya que no se le hace mantenimiento desde el año 1972, argumentaba.

«Debemos esperar el análisis de los expertos para que hagan el diagnóstico. Este corredor fue construido en 1958, aproximadamente, ya había colapsado en el 72, aquí no se está haciendo el mantenimiento rutinario», expresó Yegres.

En cuanto a la responsabilidad de la rectoría de la UCV, Carmen manifestó que «la profesora -Cecilia Arocha-, está preocupada por la universidad y ayer se reunió incluso con el profesor Trompiz (actual ministro para la Educación Universitaria); aquí nos hacen falta recursos, tengo entendido que desde el año 2009 no entran recursos para la Universidad, la Unesco exige pero no da nada», dijo.

Por su parte, la Unesco escribió en su cuenta en la red social Twitter: «Se desploman parte de los pasillos cubiertos de la Ciudad Universitaria de Caracas de la #UCV, sitio del #PatrimonioMundial».

Autoridades muestran voluntad y «aparente consenso»

El viceministro para la Educación Universitaria, Domiciano Graterol, hizo acto de presencia para hablar y mostrar la disposición del Estado en resolver la situación que atraviesa «la casa que vence la sombra».

«La intención es rescatar esto en el menor tiempo posible, se van a realizar unas mesas técnicas desde la universidad, y del resultado de las mesas técnicas, nosotros actuaremos», afirmó Graterol.

Igualmente, Jacqueline Faria, ingeniero y presidenta de la Gran Misión Venezuela Bella, se acercó hasta el lugar del derrumbe para conocer el estado en el que se encuentra la estructura arquitectónica. Cabe destacar que es ingeniero egresada de esta casa de estudio.

«Nosotros ya hemos dado los pasos primeros en la recuperación de la UCV, y hemos dotado a la Facultad de Medicina», explicó Faria.

Por su parte, el también ingeniero ucevista y diputado de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) Rafael Argote realizó una inspección desde una perspectiva académica, a fin de conocer el alcance de la afectación por el colapso de las vigas tensadas del techo en el corredor N°5. La columna con la que se sostiene la estructura no fue afectada.

Al respecto, el profesor de Sociología Política Amalio Belmonte, secretario de la UCV y vinculado a la casa de estudio hace más de 40 años, destacó con tono de optimismo «la importancia de que exista un aparente consenso por recuperar la universidad -incluyendo el aporte de la Unesco-, ya que además hacen falta recursos para lograrlo», dijo.

En tal sentido, agregó que «es necesario recuperar el aula magna; el paraninfo, cada sede de facultad; el edificio de trasbordo; es importante el campus de Maracay, así como las escuelas externas».

«Esto no se va a quedar así, esto lo vamos a revolver; de aquí al lunes el diagnóstico debe estar listo», sentenció.

Mientras tanto, el actual presidente del Centro de Estudiantes de la facultad de Derecho, Inyerbel Bellorín, manifestó que ante lo ocurrido deben involucrarse también todos los estudiantes, así como los egresados para devolverle a la universidad el conocimiento obtenido en ella.

«Se ha perdido el sentido de pertenencia con nuestra universidad y lo que ella representa tanto a nivel académico, como arquitectónico; es lo que ella representa siendo una de las estructuras más importantes a nivel mundial, es nuestra máxima casa de estudio», declaró Bellorín.

En tal sentido, finalizó asegurando que «la universidad es el reflejo de un país, así no debería estar nuestra universidad en el pasillo central de Humanidades».

Trabajadores también opinan

El presidente del sindicato, Carlos Suárez, explicó que en la universidad se invirtieron 3.8 billones de bolívares hace cuatro años, con el propósito de asfaltar toda la institución, pero  esa no era la necesidad prioritaria.

«Nosotros demandamos en ese momento que no era necesario esa inversión para ese sector, que se pudo hacer otra obra, pero no les interesa», afirmó Suárez.

«Hemos venido denunciando la situación del deterioro de la universidad, saquearon los talleres y se han robado nuestros materiales, los trabajadores no cuentan hoy con herramientas», denunció.

Entre tanto, un grupo de ingenieros egresados de la UCV se estarán reuniendo durante estos días, a fin de sugerir propuestas para la resolución de esta problemática. Se presume que el día lunes habrá un definitivo diagnóstico.

La Universidad Central de Venezuela, fue fundada en 1721 y declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, en el año 2000.

Representa la casa de estudio más prestigiosa y más antigua de la nación.

Aunque en la actualidad, la UCV alberga el desarrollo de campeonatos de la Liga Profesional de Fútbol, Béisbol -generando ingresos propios significativos-, y cuenta con el distinguido galardón otorgado por la Unesco, y con el financiamiento proveniente del Estado como lo dictamina la ley (autoridades administrativas argumentan que fue suspendido desde el año 2009), entre otras fuentes de ingreso -poco o muy conocidas-, los responsables de «la casa que vence la sombra», manifiestan que no cuentan con recursos para mantener la universidad.

Es importante destacar, que el año próximo se cumplirá el 300 aniversario de la Universidad Central de Venezuela (UCV).

 

Ciudad CCS / Gustavo Vargas / Fotografía / Enrique Hernádez