CARNET DE IDENTIDAD | ¿Profecías?

Hindu Anderi

0

Las profecías y visiones no están reservadas solo para los psíquicos. En América tenemos muchos ejemplos de hombres y mujeres que se han adelantado a los acontecimientos por venir. La lógica y la historia están totalmente relacionadas.

Van a fabricar los propios virus y te venderán el antídoto y fingirán que están tomando tiempo para encontrar la solución que tienen antes”… Muammar Gadafi.

Si esta cita atribuida al líder libio, mártir del sionismo e imperio norteamericano/europeo, fue efectivamente pronunciada hace 20 años, tal y como se afirma, por el creador de la Revolución verde, en pleno desierto, Gadafi no solo atinó en su interpretación, sino que “adivinó” exactamente lo que hoy día está atravesando la humanidad.

¿Quiénes ganan y quiénes pierden con la pandemia?, serían los acertijos a resolver. Definitivamente no son los pueblos, cuyas economías han sido pauperizadas por la perversidad del capitalismo; bloqueados e invadidos militarmente por el imperio norteamericano y sus socios en Europa. El virus, cuyo comportamiento asombra a los científicos por el acelerado desarrollo en la mutación que ha experimentado, ha venido a deteriorar aún más la capacidad de avance de dichas economías; dañando en gran medida la vida de la gente.

Este siglo XXI inició con acontecimientos provocados por el “Tío Sam” y sus “amigos”. Hechos violentos que nos muestran el futuro, sin la necesidad de una bola de cristal. Libia es un ejemplo para proyectar el porvenir y medir el talante criminal del sistema dominante.

Solo matan gente

El imperio ha acelerado desde hace unas dos décadas los planes de dominación. La aparición de líderes populares en el mundo y la articulación que estos lograron encendió las alarmas en la Casa Blanca. Chávez, Arafat, Gadafi, Morales, Da Silva, Correa, Kirchner, Ruseff, fueron blanco en la mira del imperio. Incluso tenemos que incluir en la lista a Husein, el primero en caer, luego de haber sido ganado para la causa de unidad en Medio Oriente. Pero eso no basta para saciar la sed de sangre del imperio sionista/norteamericano/europeo. Hay que diezmar a la población mundial y las enfermedades sirven para esa causa.

En un reciente artículo, el profesor venezolano y Ph. Sirio Quintero ofrece un análisis derivado de sus investigaciones, donde nos enseña de manera muy clara, cómo el covid-19 está siendo utilizado para matar civiles. Lo que reduce el costo de la “inversión” que se hace regularmente en las guerras.

El científico boconés califica el covid-19 como una bomba de racimo que se reproduce a sí mismo aceleradamente y sirve como un agente infeccioso que informa a otros para que estos se reproduzcan complicando el sistema de los seres humanos afectados.

Negar esta realidad o compararla solo con un film de ciencia ficción es absurdo, conociendo de antemano todo el dinero que las potencias imperiales han destinado para crear y matar virus.

El covid-19 es calificado por científicos alternativos como una bomba bacteriológica de tiempo.

Desde que el campo de batalla en las guerras se trasladó a los espacios ocupados por civiles, el mundo entró en una nueva era bélica. No hace falta predecir o profetizar, con analizar y abrir los ojos, pareciera ser suficiente ya.

Hindu Anderi