Gringos entregaron a Uribe para recuperar espacios en Colombia

0

La política colombiana parece resquebrajarse, luego que el pasado 5 de agosto la Corte Suprema de Justicia (CSJ) dictará medida de aseguramiento contra el senador y expresidente Álvaro Uribe Vélez, y ordenara detención domiciliaria del exmandatario neogranadino por presunto fraude procesal y soborno de testigos, hecho que muchos analistas y especialistas han calificado como histórico, porque es la primera vez que en Colombia a un político del calibre de Uribe Vélez le aplican una medida judicial de este tipo.

Para el director de la Asociación Civil Colombianos en Venezuela (ACCV), Juan Carlos Tanus, esta decisión tiene un gran significado para Colombia, porque hay un elemento político importante dentro del análisis de la coyuntura actual del arresto domiciliario en contra del expresidente Uribe.

“Esta lectura de orden político hay que darla en el momento en el cual el país está polarizado, repolarizado, pero además tiene ingredientes de ese liderazgo negativo que ha significado el presidente Uribe Vélez en la sociedad política colombiana. Hay un país político al que sin duda este hecho, que tiene hoy en su casa al expresidente Álvaro Uribe, le llena de regocijo, me refiero a un sector de la oligarquía que políticamente tiene enormes desarrollos en el malestar de la población, pero que necesita mostrarle a la sociedad colombiana que hay una recomposición, una refiguración de las estructuras políticas”.

Tanus manifiesta que ese sector de la oligarquía está liderado por el expresidente Juan Manuel Santos, que en la actualidad se está cobrando todos los improperios que emanó en su contra el exmandatario Uribe, que generó un distanciamiento entre ambos líderes políticos durante el último mandato de Santos. “Esa oligarquía política envía un mensaje a la sociedad de recuperación con unos estándares y unos valores que quieren inculcar, pero que finalmente esa oligarquía busca una recomposición de la figura en la coyuntura electoral venidera del año 2022”.

Para el director de la ACCV no hay dudas que la decisión de la CSJ está ajustada a derecho, “pero que tiene un accionar de orden político. La Sala Penal, de la Corte Suprema de Justicia en Colombia, tiene además la responsabilidad no solo de conducir, sino de apaciguar el momento político que se está viviendo en Colombia por el auge que hay del descontento en la estructura social”.

No hay justicia para víctimas del uribismo y paramilitarismo

Tanus asegura que para el país político esta es una decisión tomada al calor de actores cercanos a la oligarquía que necesitan ser sacrificados, que es el caso de Uribe Vélez. “Sin duda este reconocimiento no se va a hacer público, es un análisis que se hace desde la visión que se tiene de lo endógeno en el desarrollo de la política colombiana”, y aunque en el marco del derecho es una decisión que se encuentra ajustada a lo establecido en la Constitución y leyes colombianas, y tiene un buen argumento político, Tanus precisa que no hay un sustento para condenarlo por las acusaciones de mayor impacto como los delitos de lesa humanidad, en este caso desplazamientos, masacres y asesinatos.

—Entonces, ¿podría decirse que se hace justicia con las víctimas de los falsos positivos y del paramilitarismo colombiano con esta medida, o se hace necesario esperar otros resultados dentro de este proceso?

—No se puede decir que se hace justicia con las víctimas de los falsos positivos, ni las víctimas del paramilitarismo en Colombia con esta medida. Hay que esperar, porque no se está condenando por delitos por los cuales se había denunciado al expresidente Álvaro Uribe, se le está condenando por un procedimiento en otro proceso abierto en su contra; es decir, las víctimas de falsos positivos no han cobrado todavía, y no van a cobrar en una justicia que está condenando el procedimiento por medio del cual se produjo un soborno, hay un fraude procesal, porque amañaron grabaciones, le dicen a la máxima autoridad de la justicia en Colombia que X o Y testigo había declarado a favor de A, cuando la versión original es que era en contra de A.

Entonces, todavía las víctimas no cobran justicia, las víctimas por paramilitarismo no cobran justicia, razón por la cual se espera que de los 28 procesos, entre los cuales ya hay 33 testigos asesinados, se puedan culminar y satisfacer a esa franja importante de 9 millones de colombianos que son víctimas del conflicto y que por lo menos 6 millones se han visto afectados desde el año 2002 en adelante.

Duque en caída libre

—¿Qué tanto puede afectar la Presidencia de Iván Duque el hecho de que su jefe político, su mentor, se encuentre bajo arresto domiciliario?

—La decisión sin duda alguna afecta a Iván Duque, que es subpresidente de Colombia, pero ya tienen una debacle de estos dos primeros años, y los restantes dos años ya serán para negociaciones e interpretaciones de orden local, y digo de orden local porque finalmente la presidenciable del año 2022, al ritmo que va, no va a quedar en manos de quienes hegemónicamente han ostentado el poder y han sido gobierno en Colombia.

Para Tanus hay un deterioro de la imagen de padre escudero de Uribe frente a las circunstancias de Iván Duque, y precisa que si bien es cierto que la coyuntura actual no acaba políticamente al actual presidente de Colombia, más cierto es que la situación política actual no lo va a dejar emerger en los próximos dos años, debido a la afectación moral, ética y política, ya que no tiene el poderío para seguir asumiéndose como el accionante del uribismo en Colombia; mientras otras figuras políticas descollan en las posibilidades de crecimiento en la política local.

En relación a las investigaciones abiertas en contra de Uribe Vélez, Tanus manifiesta que en la actualidad hay unos 28 expedientes en los cuales se está trabajando con fundamentos, aunque con algunos testigos ya asesinados, pero desde 1991 Uribe Vélez tiene unas 300 investigaciones y expedientes, no obstante la gran mayoría ya han cerrado debido a que ningún juez se ha atrevido a fallar en contra de una figura que tiene enclaustrado todo el proceso paramilitar y de guerra contra las políticas insurreccionales en Colombia.

En cuanto a la posibilidad que Estados Unidos (EEUU) procure prestar ayuda a Uribe Vélez, Tanus deja claro que es el imperio yanqui el que ha entregado a Uribe, debido a que necesitan sacrificarlo para recuperar la credibilidad de la justicia y del aparato político y sus liderazgos locales en la nación neogranadina, debido a que se encuentran en un proceso de resquebrajamiento desde hace muchos años.

Además, por otra parte, es una forma de remitir un mensaje a Uribe de que no hay intocables, y más en un momento en el que la figura de Gustavo Petro registra un crecimiento ante la Presidencia de Duque.

___________

Biografía Mínima 

Juan Carlos Tanus es un migrante colombiano que vive en Venezuela desde hace unos 20 años, es director de la Asociación de Colombianos en Venezuela, activista de los derechos humanos, así como de los derechos de los migrantes. Ha sido candidato a la Cámara de Representantes de Colombia por el partido verde y la circunscripción internacional.
Es un fuerte crítico de la situación de Colombia, a la cual define como una nación que se mueve gracias al narcotráfico, ya que son los carteles de Medellín y Cali los que generan movimiento en el aparato económico y productivo de la nación neogranadina, así como en el sector financiero y cambiario.

Ciudad CCS / Juan Carlos Pérez Durán