Orlando Araujo, 92 años

0

Un 14 de agosto, pero no un “un día como hoy” (sin pandemia), por 1928, nacía en Calderas (Barinas), en el piedemonte andino, nuestro compañero de viaje, Orlando Araujo. Los andinos lo creían llanero y los llaneros, andino. Estudió economía porque lo mandaron a formarse en “algo útil” y, simultáneamente, letras, porque desde niño se obsesionó con la inutilidad de la palabra. Se graduó el mismo año en ambas carreras y, en ambas, summa cum laude. “Y jode el carajito”, alertó el Chino Valera Mora. Por esa lavativa enfermiza con la palabra, testamentó: “Yo venía de una prosapia de neblinas, de caballos y de viejas historias de violencia…y fíjense donde estoy, en la palabra, un consuelo bien precario, pero consuelo al fin”.

EARLE HERRERA