MEMORIAS DE UN ESCUÁLIDO EN DECADENCIA | Campaña

Roberto Malaver

0

¡Listos! ¡Partida! Arrancaron los candidatos a diputados de la Asamblea Nacional en campaña electoral, y nosotros estamos dudando entre los compañeros del Tigre Fernández, Bernabé Gutiérrez, Henri Falcón, Claudio Fermín, el pastor Bertucci y Timoteo Zambrano. Es decir, tenemos candidatos que jode, y además, también tenemos las ganas de votar, porque ese es el único vicio democrático que se le quedó a uno para siempre. A pesar de que, claro, hay unos compañeros que están llamando a no votar, porque ellos dicen: “Millonario no vota”. Así que Guaidó, Julio –Matemático- Borges, Antonio -Pensionado- Ledezma, Espoleta Allup y Embajada Radonski, esa gente no vota porque recibe órdenes desde Estados Unidos, y a esta hora andan como locos, porque si no ganaba Trump las elecciones, todavía no sabían qué carajo iba a hacer Biden con ellos. En cambio, nosotros estamos contentos, llega la fiesta electoral, la jornada cívica electoral, ese montón de lugares comunes que los periodistas le colocan a las elecciones parlamentarias o presidenciales.

Es verdad que al interino nadie le va a desear un feliz año pa ti, 2021, porque todo el mundo sabe que el 6 de enero se acabó lo que se daba y a correr que llegó la policía. Bernabé Gutiérrez anda contento, está muerto de la risa. Y dice: “Tengo el partido, tengo la tarjeta, y siempre tengo mi real y medio”. El día de los muertos, cuando vio a Ramos Allup en televisión, lo apuntó y dijo: “Allí está un cadáver insepulto”, y la risa fue betancuriana en la sala donde celebran el triunfo por venir. O mejor dicho, el porvenir. También el Tigre Eduardo –Rancho- Fernández declaró que las elecciones se ganan con votos, no con violencia ni invasiones, así dijo en el acto de su partido, Unión Progreso. Candidatos tenemos por bojote, así que nadie se quede sin votar. Es cierto que el G$4 está llamando a no votar, pero esos no se van a enterar, a lo mejor Bernabé tiene ahí unos candidatos de Ramos Allup y uno no sabe cómo es la vaina. No se olviden que cuando las elecciones a gobernadores también dijeron la misma vaina, y allí están los gobernadores adecos mandando, mal, es verdad, pero están mandando, y nadie los ha botado del partido, así que déjense de vainas, a votar, a votar que el mundo se va acabar.

Los que andan gozando una bola son los candidatos chavistas. Los de la dictadura creen que ya ganaron. Esos carajos no se cansan de estar contentos, uno no se explica cómo es la vaina. Tanto peo. No hay gas, no hay gasolina, no hay luz, no hay papa, bueno sí, está el Papa Francisco, pero eso es otro cantar. Y estos tipos salen a morirse de la risa, como que el bloqueo y las sanciones no fueran con ellos. En cambio, nosotros andamos con una arrechera doble, con la dictadura que nos tiene jodidos, y con los compañeros del G$4 que también nos tienen jodidos, porque ellos sí se están llenando. Ahí está Carlos Vecchio, que por donde lo miren no tiene dónde meter los dólares que se ha robado del Estado venezolano. Todos ellos andan despiertos desde el martes en la noche, esperando los resultados de las elecciones en Estados Unidos, no han pegado un ojo en esos días, y Espoleta Allup está dispuesto a cantar fraude si Trump se lo pide.

El papá de Margot llegó asustado de la calle. “Carajo, me cayeron encima los adecos, y los copeyanos, y los de Claudio, todos me pidieron el voto, ahora sí soy bueno, antes ni me paraban bola, pero ya están como locos buscando un voto como quien busca un kilo de café”. Y prendió la televisión donde le decían que estaban esperando el resultado de las elecciones en Estados Unidos, y dijo: “Carajo, después nos quejamos de las elecciones de aquí, pero de esas no decimos nada”. Y se fue al cuarto y agarró la puerta y le metió ese coñazo tan duro que la vecina gritó: “Anda a votar de una vez, gran carajo”.

-Vengo del olivo y voy pal olivar.- Me canta Margot

Roberto Malaver