Conspiración internacional planificó asesinato de científico nuclear iraní

0

La componenda que a la larga podría desatar una tercera guerra mundial, estaría enmarcada bajo los viajes del secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo a la zona y formaría parte de la despedida de Donald Trump de la Casa Blanca.

El ministro de Asuntos Exteriores iraní, Mohamad Javad Zarif, afirmó este martes que una conspiración de EE.UU., Israel y Arabia Saudita terminó con el asesinato el pasado viernes del científico Mohsen Fajrizadeh, considerado el padre del programa nuclear iraní.

La componenda que a la larga podría desatar una tercera guerra mundial, estaría enmarcada bajo los viajes del secretario de Estado de EEUU, Mike Po0mpeo a la zona y formaría parte de la despedida de Donald Trump de la Casa Blanca.

De acuerdo a lo escrito por Javad Zarif, «los viajes urgentes de [el secretario de Estado de EE.UU., Mike] Pompeo en la región, la cumbre trilateral en Arabia Saudita y las declaraciones de [el primer ministro israelí, Benjamín] Netanyahu: todo esto ilustra una conspiración que lamentablemente concluyó con el cobarde acto terrorista del viernes».

De acuerdo con sus declaraciones, los autores de la política de presión máxima sobre Irán tratan de usar «los últimos días del régimen de Trump» para «destruir la atmósfera creada para eliminar las sanciones represivas».

Las investigaciones han permitido, según el Ministerio de Inteligencia de Irán, empezar a identificar a «los elementos terroristas» detrás de un asesinato que ha conmocionado al país y elevado la tensión regional.

El secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán, Ali Shamjaní, expresó al respecto: «Es seguro que los ‘Monafeghin’ tuvieron un papel en este incidente y el elemento criminal detrás de él fue el régimen sionista (Israel) y el Mosad».

«Monafeghin» es el término que usan las autoridades iraníes para referirse al grupo Muyahidin al Jalq, integrado en el opositor Consejo Nacional de Resistencia de Irán, con sede en París y designado como terrorista por Teherán.

Fajrizadeh, que según las potencias occidentales e Israel dirigió el antiguo programa nuclear iraní para desarrollar armas atómicas, murió el pasado viernes en una emboscada a las afueras de Teherán, con lo cual se convirtió en el quinto científico nuclear asesinado en una década en el país.

El secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional comentó asimismo que la inteligencia de Irán sabía que Fajrizadeh iba a ser blanco de un ataque y tenía información incluso del lugar en el que podría ocurrir.

Aunque «se hicieron los refuerzos necesarios para su protección», el responsable reconoció que «el enemigo utilizó un estilo y método completamente nuevo, profesional y especializado en este asesinato», logrando su objetivo.

Teherán se ha centrado en responsabilizar a Israel de lo sucedido, aunque también ha apuntado a Estados Unidos y Arabia Saudita. Sin embargo, ninguno de los dos países se ha pronunciado sobre una eventual implicación en la muerte del científico.

Ciudad CCS/Luis Zárraga-TeleSur