Cardenales a un paso de la final al derrotar a Tigres de Aragua

0

Con este triunfo, la serie se coloca 3-1 a favor de los crepusculares, con la opción de acceder a su quinta final seguida.

Gorkys Hernández fue oportuno con su cuadrangular; Pedro Rodríguez amarró el madero de los rivales; por último, la defensa de René Reyes arrebató las ilusiones del contrario. Todos estos factores se combinaron para que Cardenales de Lara derrotara 8 a 4 a Tigres de Aragua en el cuarto de la semifinal y colocara la serie 3-1. Un triunfo más y los pájaros rojos accederán a su quinta final seguida.

Los rayados abrieron el marcador en la primera entrada con el primer jonrón de Hernán Pérez en la postemporada. El cohete del principal candidato al Jugador Más Valioso de la ronda regular cayó en las gradas del jardín central, ante una recta descolgada de Raúl Rivero.

Los crepusculares respondieron en el siguiente tramo. Yojhan Quevedo sonó sencillo al lado izquierdo y César Puello anotó.

Poco duró la paridad en el cotejo. Alexi Amarista soltó imparable al centro en el tercero, que envió a Roel Santos a la goma.

Gorkys Hernández puso adelante a Cardenales con un cuadrangular enorme en el séptimo acto, con el que Ezequiel Carrera y César Hernández anotaron. El tablazo del barcelonés es el segundo de la serie y aterrizó por los jardines izquierdo y central del José Pérez Colmenares de Maracay.

Francisco Arcia incrementó la diferencia en el octavo, para evitar cualquier tipo de sorpresas en el futuro. Puello marcó la segunda rayita de la jornada, la quinta del equipo.

En el octavo, Edwin García y José Flores se combinaron para empujar una carrera cada uno y acercar el resultado a solo una anotación.

Los errores les han causado varios malos ratos en la serie a los bengalíes. En el noveno, un nuevo pecado, permitió a Carlos Rivero embasarse, mientras que Jermaine Palacios aterrizó en el plato. Luego, Yordanys Linares disparó sencillo al lado derecho del campo, Jecksson Flores anotó y César Puello se sacrificó con elevado al patio izquierdo, para empujar la última carrera de los visitantes.

La ofensiva hizo su trabajo para mantener vivo el triunfo. Sin embargo, se necesitaba una labor excepcional del bullpen. Para ello, el mánager José Moreno se encomendó en el apagafuegos con más rescates en estas instancias. Pedro Rodríguez ingresó en el octavo y se quedó para el noveno. El derecho recibió incogible del encendido Roel Santos. Después, retiró a Amarista con elevado. Posteriormente, ponchó a Hernán Pérez y, por último, fue apoyado con la soberbia atrapada en la pradera derecha de René Reyes. El margariteño decapitó un batazo de Ramón Flores, que dejó la serie a punto de caramelo para los crepusculares.

Raúl Rivero consiguió el trinfo con seis innings de labor. Yapson Gómez y Ricardo Gómez se combinaron para preservar el marcador a favor. Rodríguez se mandó soberbio rescate de dos capítulos, en los que admitió dos indiscutibles, un boleto entregado y un ponche recetado. Se convirtió en el segundo salvado del anzoatiguense en la postemporada.

Ciudad CCS/AVN