Falleció a los 86 años leyenda del beisbol Hank Aaron

0

El miembro del Salón de la Fama de la MLB mantuvo durante más de 30 años la marca de cuadrangulares de por vida con 755 estacazos.

El miembro del Salón de la Fama y quien ocupó por mucho tiempo el liderato de cuadrangulares en Grandes Ligas, Henry Louis «Hank» Aaron, falleció en la mañana de este viernes a los 86 años, reseñaron medios deportivos.

Una de las grandes estrellas del deporte, a pesar de jugar para el equipo de mercado pequeño Bravos de Milwaukee, posteriormente Bravos de Atlanta, a lo largo de una carrera en las Grandes Ligas que se extendió desde 1954 hasta 1976, Aaron todavía tiene los récords de Grandes Ligas en carreras impulsadas (2 mil 297), total de bases (6 mil 856) y extrabases (mil 477), y se ubica entre los mejores en cuanto a hits en MLB (3 mil 771, tercero de todos los tiempos), juegos jugados (3 mil 298, tercero) y carreras anotadas (2 mil 174, cuarto).

Pero sin duda el mayor éxito alcanzado por el nacido en Mobile, Alabama, el 5 de febrero de 1934 fue el haber roto el registro de por vida más preciado por cualquier bateador de Grandes Ligas: el de los cuadrangulares, marca que tuvo en su poder durante casi 40 años el mítico George Herman «Babe» Ruth, considerado el ícono del béisbol de todos los tiempos.

Aaron, quien medía 6 pies y pesaba 180 libras (unas dimensiones poco frecuentes en los bateadores de gran poder), rompió la marca de jonrones de Ruth a menos de una semana de iniciada la temporada de 1974, golpeando su tablazo 715 para imponer la marca ante el zurdo de los Dodgers de Los Angeles, Al Downing, en la cuarta entrada, mientras más de 50 mil fanáticos celebraron la hazaña en el estadio de Atlanta.

El momento se convirtió en uno icónico en el beisbol, Aaron trotó por las bases, a pesar de haber sido interrumpido brevemente por dos fanáticos, incluido el joven periodista Craig Sager, y finalmente tocó el plato, donde sus compañeros de equipo lo levantaron y sus padres lo abrazaron.

Aaron jugó dos temporadas más y terminó con 755 jonrones en su carrera, una marca que se mantuvo como el récord de Grandes Ligas hasta que Barry Bonds lo rompió en 2007. Bonds concluyó su carrera con 762 batazos de vuelta completa.

Aaron terminó su carrera con una gran cantidad de elogios. Fue el Jugador Más Valioso de la Liga Nacional en 1957, dos veces campeón de bateo de la Liga Nacional (1956, 59), tres veces ganador del Guante de Oro en el jardín derecho (1958-60) y un récord de 25 veces Todos Estrellas.

Fue exaltado al Salón de la Fama del Beisbol en 1982, recibiendo un 97,8% de los votos de la prensa acreditada. En 1999, MLB creó el Premio Hank Aaron, que se otorga anualmente al mejor bateador de la Liga Americana y la Liga Nacional.

Fuera del campo, Aaron era un activista por los derechos civiles, y él mismo fue víctima de las desigualdades raciales. El toletero nació en Mobile, Alabama, uno de los principales estados de Estados Unidos con población de raza negra, y ​​no pudo jugar beisbol organizado en la escuela secundaria porque solo los estudiantes blancos tenían equipos.

Durante el período previo a sobrepasar el récord de jonrones de Ruth, grupos racistas que no querían que un hombre negro rompiera el récord lo amenazaron de muerte.

Después de retirarse, Aaron se unió a los Bravos como ejecutivo y esperaba que más jugadores negros pudieran encontrar ese tipo de trabajo después de que terminaran sus días de juego.

«En el campo, los negros han podido ser súper gigantes, pero una vez que nuestros días de juego terminan, este es el final y volvemos a la parte trasera del autobús», expresó en su momento.

Aaron recibió la Medalla Presidencial de la Libertad en 2002.

Ciudad CCS / Reinaldo J. Linares Acosta / Agencias