LA ARAÑA FEMINISTA | Zape gato la Mutilación Genital Femenina

0

Mañana es el Día Internacional de Tolerancia Cero de la Mutilación Genital Femenina (MGF). La ablación o mutilación genital es la extirpación total o parcial de los órganos genitales externos femeninos (clítoris, labios menores y mayores), implica la escisión, lesión, cocido, cauterización, raspado, de tejido genital sano y normal.

Tiene como finalidad evitar que la mujer sienta placer sexual, se usa para conservar la virginidad hasta el matrimonio, pues se cree que se elimina la libido, reduciendo las posibilidades de infidelidad. Las niñas y las mujeres que no hacen este procedimiento son rechazadas por las comunidades que tienen por tradición su práctica.

La MGF se asocia con misóginas ideas culturales de que las niñas o mujeres, sus cuerpas tal cual como son, no son “correctas”, están sucias, impuras, defectuosas, enfermas; y que es necesario que se sometan a una tortura cruel e insospechadamente dolorosa para quitarles el “defecto” y ser aceptadas. Sólo así serán mujeres realmente femeninas y escogibles, dóciles, recatadas, obedientes y sometidas.

La MGF se hace con cuchillos no esterilizados, hojas de afeitar, tijeras, vidrio cortado, roca afilada, entre otros. El corte se realiza sin anestesia, generalmente sin conocimiento apropiado de la anatomía humana.

Supone consecuencias para la salud como: dolor severo, shock emocional, retención de orina, hemorragias; infecciones pélvicas crónicas que causa dolores de cadera y dificulta la movilidad; infecciones del tracto urinario que si asciende a los riñones deviene en insuficiencia renal que puede provocar la muerte. La víctima queda con heridas abiertas, aumenta el riesgo a contagiarse de VIH, entre otras. Un corte impreciso también causa daño a la uretra, a la vagina, al perineo, al ano y pueden causar incontinencia. Genera secuelas psicológicas como miedo, ansiedad, depresión, humillación, baja autoestima, entre otros.

La MGF es reconocida internacionalmente como una violación de los DDHH fundamentales de las mujeres y niñas. Es una forma de tortura y violencia extrema, refleja la desigualdad entre los sexos y discriminación. Ha sido conocida como uno de los delitos que más vulnera sus derechos: a la salud física y mental, la seguridad y la integridad física, el derecho a no ser sometidas a torturas y tratos crueles, inhumanos o degradantes; a la protección contra prácticas tradicionales nocivas; e incluso el derecho a la vida en los casos en que el procedimiento resulta en la muerte.

En 2012 la ONU se comprometió a eliminar la MFG, e indica a los Estados miembros que deben prohibirla y castigarla. De acuerdo a la OMS más de 200 millones de mujeres y niñas habían sido, para 2018, objeto de la MGF y ONU Mujeres estima que este 2021 están en riesgo que se la practiquen a 4.16 millones de mujeres y niñas. ¡Zape gato!

Por Indhira Libertad Rodríguez
http://encuentrofeminista.weebly.comwebfeminista@gmail.com