Rusia amenaza con romper lazos con Unión Europea

0

El canciller ruso expuso que la Unión Europea quiere aislar a Rusia, lo que conllevaría a una grave crisis diplomática mundial. 

Rusia advierte que rompería relaciones con la Unión Europea (UE) si las nuevas sanciones de Bruselas ponen en riesgo los sectores sensibles de la economía rusa.

“Estamos dispuestos [a romper las relaciones con la UE] en caso de que volvamos a ver que se imponen sanciones a algunos sectores, incluidos los más sensibles, generando riesgos para nuestra economía”, ha declarado este viernes el canciller de Rusia, Serguéi Lavrov, en una entrevista en el canal de YouTube ‘Soloviov Live’.

La ruptura de los lazos con el bloque europeo la ha planteado como posibilidad Lavrov en reacción a unas declaraciones del jefe de la Diplomacia de la UE, Josep Borrell, quien dijo a principios de esta semana que propondría a Bruselas establecer una nueva tanda de sanciones contra Rusia por el arresto del opositor ruso Alexéi Navalni, cuya detención responde a una sentencia dictaminada por la Justicia rusa en su contra por saltar el régimen de semilibertad del cual era beneficiario.

El ministro ruso de Asuntos Exteriores ha sido tajante en asegurar que Rusia no se quiere aislar del mundo, pero si la coyuntura se encamina en este sentido “tenemos que estar preparados para ello”.

Dicho esto, ha agregado que si uno quiere la paz y la prosperidad para sí mismo debe estar preparado, al mismo tiempo, para afrontar caminos difíciles de recorrer que le conduzcan a la meta marcada. “Si quieres la paz prepárate para la guerra”, ha expresado el jefe de la Diplomacia del país euroasiático.

Rusia advierte a la Unión Europea (UE) que tomará represalias de forma “proporcional” si el bloque comunitario le impone nuevas sanciones.

Tras definir como “espejos deformados” unas declaraciones de la Unión Europea de que Rusia tomó el rumbo del autoaislamiento, Lavrov ha constatado que los problemas entre Moscú y Bruselas surgieron desde hace mucho atrás.

Rusia y el Occidente siguen sin poder superar las tensiones que surgieron después de la crisis de Ucrania y la anexión de Crimea a Rusia en un referéndum no reconocido internacionalmente. Como medidas de presión, EE.UU. y la UE vienen imponiendo desde entonces una serie de sanciones a funcionarios, empresas y sectores económicos rusos.

El último episodio de desencuentro entre las partes se puede encontrar en la injerencia occidental sobre un fallo judicial dictado contra Navalni, quien fue detenido el pasado 17 de enero en un aeropuerto de Moscú (capital rusa) a su regreso de Alemania por saltarse su régimen de semilibertad.

La escalada de tensiones entre Rusia y Europa ha llegado a un punto en que Moscú expulsó a diplomáticos de Suecia, Polonia y Alemania a los que acusa de haber participado en protestas no autorizadas a favor del aludido opositor.