Ganador de las elecciones catalanas aboga por nueva etapa en política regional

0

«Cataluña tiene que abrir un tiempo político nuevo, sin revanchas, sin reproches, formando un Gobierno que afronte los problemas reales de los ciudadanos».

El candidato ganador en votos de las elecciones autonómicas catalanas, el socialista Salvador Illa, reiteró su voluntad de gobernar y abrir una nueva etapa política en Cataluña en su valoración de los resultados, un día después de la cita electoral.

«Esta legislatura (…) tiene que ser la del diálogo, la del reencuentro en Cataluña y corresponde a la formación política que ha ganado las elecciones encabezar este Gobierno, por eso presentaré mi candidatura», dijo, ante los periodistas.

Ante las preguntas sobre las combinaciones de apoyos, Salvador Illa admitió sentirse «cómodo con los Comunes para formar Gobierno», en referencia a la lista de Podemos en Cataluña; pero no quiso precisar sobre la reedición de un tripartito de izquierdas con Esquerra Republicana de Catalunya (ERC).

No obstante, recordó que es él «el candidato que ha ganado las elecciones y a quien le corresponde gobernar», y también que intentará que su grupo ostente la presidencia del Parlamento, quien decide quién se presenta a la investidura.

Durante toda su comparecencia, el candidato del Partido de los Socialistas Catalanes (PSC) insistió en la necesidad de «hacer un Gobierno de cambio, un Gobierno que trabaje por el diálogo y para reencontrarnos», y destacó que «Cataluña merece un giro», como subrayó en varias ocasiones.

En este sentido, manifestó que «en Cataluña se tiene que abrir un tiempo político nuevo, sin revanchas, sin reproches (…) formando un Gobierno que afronte los problemas reales de los ciudadanos», entre los que citó la sanidad y el empleo.

Salvador Illa también informó que desde la tarde de este mismo 15 de febrero llamará a todos los partidos con excepción de la fuerza ultraconservadora Vox, para comenzar a dialogar de cara a la formación de un Gobierno.

El candidato del PSC, con gran popularidad, debido a su gestión de la pandemia al frente del Ministerio de Sanidad, consiguió en las elecciones celebradas este 14 de febrero en Cataluña elevar la representación de su partido de los 17 diputados conseguidos en 2017 a 33, lo que dio como resultado ser la fuerza más votada.

Ciudad CCS/Sputnik