Los cacareados derechos humanos de EEUU

J.J. Álvarez

0

Estados Unidos no delibera sobre los Derechos Humanos (DDHH). Y si delibera, abandona o simplemente impone un dilema de guerra o paz; ¿por qué?, porque tiene rabo de paja. Constantemente pisotea los DDHH en el orbe con la intención política de los sectores más reaccionarios de la nación norteña y sus aliados.

Recientemente en Ginebra, el 22/2/2021, el secretario de Estado, Antony Blinken, en la Conferencia de Desarme, declaró y admitió que “Estados Unidos no es perfecto, allí se discrimina a la población negra víctima del racismo sistémico y la injusticia económica”.

Martin Luther King, teólogo norteamericano activista de los DDHH, asesinado en 1968 por racistas de EEUU, dejó para la posteridad este pronunciamiento: “Hemos aprendido a volar como los pájaros, a nadar como los peces; pero no hemos aprendido el sencillo arte de vivir como hermanos”. EEUU “supuestamente no mata personas sino que asesina ideologías, ideas y pensamientos” (Fernando Ramón Bossi, historiador argentino, en el Congreso Bolivarianos de los Pueblos. Caracas. 2005).

EEUU ha sido la única potencia que se ha atrevido a lanzar un ataque atómico; a Japón, un país prácticamente derrotado. Ocasionó más de 300.000 muertes y la irradiación de casi 200.000 personas. Las ciudades japonesas bombardeadas fueron Hiroshima, el 6 agosto de 1945, y Nagasaki, el 9 de agosto de 1945. Cuatro años después EEUU, por medio de la CIA, crea el proyecto BLUE BIRD para controlar las mentes humanas. (Revelación de The New York Times. 1977).

A lo interno, la negligencia manifiesta de la pasada administración Trump frente a la pandemia por covid-19, le deja al nuevo presidente de EEUU, Joe Biden, la mortal carga de más de 500 mil fallecidos. Sin embargo hay diferencias. Biden ante tal barbaridad (crimen de lesa humanidad) mostró sentido de realismo y propuso, en enero de 2021, al Congreso de ese país el plan “Paquete Económico de Asistencia anticovid-19” por 1,9 billones de dólares. Propuesta que se aprobó el día 27/2/2021 en la Cámara Baja y que debería ratificarse en la Cámara Alta donde ahora hay mayoría demócrata.

Además, EEUU con un visible peligro de guerra siempre ha apostado abiertamente a alterar el equilibrio de sus Fuerzas Armadas frente a Rusia y China, como lo hizo en Vietnam, etc., en detrimento de los intereses humanos y legítimos de la población mundial, con el propósito de tomar la delantera en el aspecto militar.

En Ginebra el señor Blinken también puso en evidencia las acostumbradas amenazas a los países que no se someten a los designios de la Casa Blanca como Venezuela, Cuba, Nicaragua, Irán, Corea del Norte y otros, a los cuales apuñala con medidas coercitivas.

Ojalá EEUU se libere de todas las prácticas obstruccionistas en su regreso al seno del Consejo de DDHH de la ONU y entienda que los DDHH son progresivos, universales, supraestatales, reales y concretos y que generan correlativos deberes humanos.

J.J. Álvarez