Cábala con dólares 

0

No hay mitomanía en la revelación de la dama a la que le regalan billetes de 100 dólares en los aeropuertos del mundo. Ni mentira. El billete existe. Es el mismo en todos los terminales aéreos, aunque la beneficiaria crea recibir uno distinto en cada destino. Eso es parte del embrujo, el mismo sortilegio que hace creer a su consorte ser un poeta homérico. El chavismo ateo los convenció de que, si se meten con su comandante, se secan. El billete sirve de conjuro para eso, de contra. También espanta la leyenda negra de la pava, pues nadie a quien le regalen 100 dólares en los aeropuertos puede ser pavosa o estar empavada. Todo lo demás es envidia y superstición.

Earle Herrera