Esparragoza saltó del ring a la política

0

El 30 de marzo de 1991 marcó un quiebre en la vida del excampeón mundial de boxeo en el peso pluma, el cumanés Antonio Esparragoza, aquel día perdió el título en una discutida decisión ante Yong Kyum Park, de Corea del Sur.

Ese mismo año ya Esparragoza andaba en eso de apoyar a la Revolución Bolivariana. Así que, decepcionado por la manera turbia en que se maneja el boxeo profesional, aunque le estaban ofreciendo una revancha ante Park, ese mismo año 91 colgó los guantes y se decidió subir al tinglado político, siempre al lado del movimiento que lideraba ya Hugo Chávez Frías.

Sin la aureola de campeón, pero identificado con el pueblo, llegó a ser diputado al Consejo Legislativo del estado Sucre. Sin duda un premio a la constancia y lealtad con el que siempre consideró su amigo, el Comandante Chávez.

El mismo Chávez contó la anécdota de que “ese gran campeón de boxeo (Esparragoza) condujo el jeep en que recorrimos en campaña electoral varias ciudades”.

Lo cierto es que hace treinta años, una derrota sobre el cuadrilátero, la pérdida de un título que había ganado a puño limpio, a punta de sacrificio sobre el ring, sirvió a Esparragoza de palanca de impulso para lograr otras metas, ya en el campo político.

Otro punto a resaltar de Esparragoza es que a diferencia de su colega Manny Pacquiao, también diputado y boxeador, es que jamás volvió al ring a exponer su prestigio y hasta la vida, como lo continúa haciendo el afamado múltiple campeón filipino.

En lo netamente deportivo, Esparragoza dejó un récord de más de 80 triunfos en el campo amateur. Fue abanderado de la delegación de Venezuela a los Juegos Olímpicos de Moscú, 1980. En el profesional fue el segundo venezolano en ganar un título mundial en suelo estadounidense al noquear en 11 rounds al chicano Steve Cruz, en Forth Worth, Texas.

Defendió con éxito su faja en siete ocasiones antes de perderla contra el mencionado Kyum Park. En total, ganó 30 combates, 27 por la vía del nocaut y 4 empates. Actualmente reside en su natal Cumaná donde continúa su labor política revolucionaria, siempre al lado de la revolución que ahora lidera el actual presidente constitucional Nicolás Maduro Moros.

José Cuevas / Ciudad CCS