BASTANTE HISTORIA HAY AQUÍ | Anotaciones de una clase de Historia Insurgente

Pedro Calzadilla

0

El pasado 7 de abril el compañero Nicolás Maduro dictó la clase inaugural del Sistema de Escuelas de Formación del Congreso Bicentenario de los Pueblos en la cual expuso un conjunto de ideas sobre la interpretación de la historia del pueblo venezolano. En mi libreta de apuntes quedaron subrayadas cuatro entre otras muchas expuestas por el presidente de la República. Aquellas que me resultaron de mayor interés así quedaron anotadas:

1. El primer asunto tiene que ver con una propuesta de interpretación de la historia Venezuela con énfasis en las acciones de lucha del pueblo venezolano en los últimos cinco siglos. De esta suerte resultan entonces cinco etapas o períodos históricos: la resistencia indígena, resistencia afro-cimarrona, la resistencia independentista, la lucha campesina y anti-oligárquica y finalmente la insurgencia en contra del Pacto de Punto Fijo. Así plantea entonces el presidente una ruta de momentos relevantes que nos conducen al tiempo presente; la Revolución Bolivariana como resultado de ese recorrido histórico.

2. Seguidamente merece destacarse la invitación que realizó el primer mandatario a interpretar nuestra historia a partir del movimiento dialéctico de fuerzas resistencia – rebeldía – esperanza. Esta tríada permite explicar el tiempo histórico y proporciona inteligibilidad a los últimos cinco siglos. Resistencia para contener las fuerzas de la dominación, rebeldía-rebelión para vencer al dominador y la esperanza activa para construir lo nuevo con motivación de acción creadora. Cuando cruzamos los cinco períodos antes mencionados con esta trilogía de vectores se aboceta un método de interpretación histórica.

3. En esa misma intervención el líder de la Revolución Bolivariana puso en valor el tiempo de la independencia y en particular el trienio 1819 – 1821 como un momento fundacional donde el Libertador convierte el torrente de sueños, ideas y luchas libradas durante trescientos años en un fértil proyecto histórico. De esta suerte sostiene que ese proyecto -delineado por nuestro padre Bolívar el 15 febrero de 1819 cuando pronunció su discurso de instalación del congreso constituyente de Angostura- es la propuesta de sociedad que va a triunfar en Carabobo el 24 de junio de 1821 y que enarbolamos hoy. Este planteamiento está en la base de la comprensión de la perspectiva histórica Bolívar – Chávez y tal es el interés nacional en esta idea que merecería un análisis a mayor profundidad.

4. Como cuarta y última anotación se destaca una muy sugestiva reflexión realizada sobre la necesidad de descolonizar la interpretación de nuestra historia, particularmente cuando se trata de identificar y analizar las ideas y el pensamiento político. El presidente Maduro pone el dedo en la llaga: invita a leer el ideario de las luchas populares con otros anteojos -no eurocéntricos- para así valorarlos en toda su magnitud. Los prejuicios y los paradigmas occidentales impiden el reconocimiento de la existencia de complejas y originales estructuras de pensamiento político en nuestra historia. Sin duda miradas foráneas dominantes sólo han servido para descalificar nuestras acciones históricas.

Al menos estas cuatro anotaciones alcanzo a leer en mi cuaderno, privilegio y síntesis de una verdadera clase de historia insurgente… historia para el combate. Fue una invitación a seguir estudiando y discutiendo. Inmejorables ideas para abrir fuegos en la construcción del espacio de formación del Congreso Bicentenario de los Pueblos.

Pedro Calzadilla