Ojo avizor con el gobierno colombiano

J.J. Álvarez

0

Un paso muy peligroso fue el que emprendió un grupo paramilitar de terroristas (ex-auto defensas) procedente de Colombia tras dos semanas de enfrentamiento armado con miembros de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana de Venezuela (FANB), en el estado venezolano de Apure, desde el día 21 de marzo de 2021, dejando un saldo de 9 irregulares muertos, 33 procesados por la justicia militar, 6 campamentos destruidos, 16 artefactos explosivos desactivados en el teatro de operaciones en donde también cayeron 8 efectivos de la FANB y otros 34 salieron heridos, de los cuales 21 recibieron altas médicas.

La acción de esa banda paramilitar condujo a complicar aún más el conflicto fronterizo con el vecino país y sumar nuevos obstáculos a la paz y seguridad en los más de 2.000 kilómetros de la línea limítrofe. Ha añadido el ministro de Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino López, que en el teatro de operaciones encontraron 16 señuelos para activar minas explosivas antipersonales colocadas bajo tierra por esos grupos de irregulares (ex-auto defensas) apoyados por el gobierno colombiano. Vecinos del lugar estarían expuestos a intentar sin desconfianza, abrir o manipular esos explosivos al ir caminando por el campo minado donde podían resultar heridos o muertos, acotó el ministro.

El grupo de terroristas procedente de Colombia cruzó la frontera y avanzó con la idea de apropiarse de 3 municipios (Páez, Muñoz y Rómulo Gallegos) del estado Apure, en una acción en la que contarían con el factor sorpresa. Sin embargo las inmensas posibilidades del ejército venezolano con soldados distintos, con una moral y una ideología antiimperialista, salvó a esos municipios de tan aborrecible pretensión de esos delincuentes armados.

Mientras exista un gobierno colombiano atrapado en las fauces del monstruo imperialista yanqui, Venezuela no descuidará jamás sus fronteras porque la historia enseña con demasiada elocuencia que los que olvidan este principio no sobreviven al error.

Para evitar nuevos ataques de narcotraficantes, nuestro gobierno, el Gran Polo Patriótico, el Estado y el pueblo, prestarán la máxima atención a la defensa de la patria.

El gobierno venezolano sigue con ojo avizor al gobierno del presidente de Colombia, Iván Duque, que desatiende sus fronteras con lo peligroso e infructífero que ha resultado su intento de tratar de subestimar los órganos, entes, funcionarias y funcionarios que integran el Sistema de Inteligencia y Contrainteligencia de Venezuela que desarrolla la custodia, prevención y seguridad en las instalaciones y bienes de interés estratégico dentro de la República Bolivariana de Venezuela.

J.J. Álvarez