Eduardo Gutiérrez, un farmaceuta que promovió el juego limpio

0

Eduardo Gutiérrez, quien falleció en fecha reciente fue un verdadero orientador de atletas, a los cuales les inculcó, por diferentes medios, los valores que deben regir en el cultivo de las disciplinas deportivas, al tener como horizonte permanente el juego limpio y la bandera contra el dopaje en el deporte.

Su labor en el Instituto Nacional de Deportes (IND), por alrededor de 30 años, entre varias funciones se desempeñó como miembro de la Comisión Nacional Antidopaje, fue tan fructífera que las condolencias, enviadas por todos los sectores, tanto internos como internacionales aún le llegan al mundo deportivo. Por el legado que dejó se le recuerda como un excelente maestro en la orientación hacia los atletas a los cuales les sirvió de guía sobre valores como la honestidad aplicable al juego limpio y el buen comportamiento tanto en la cancha como en la vida privada.

Se desempeñó como representante de Venezuela y coordinador general ante la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), la cual tiene como lema Juego Limpio, cuyo director general, Olivier Niggil, envió una comunicación a la dirigencia deportiva venezolana, con el señalamiento de sus más sentidas condolencias por el fallecimiento de tan excelente ciudadano como fue el doctor Eduardo Gutiérrez.

En el mensaje le hace un reconocimiento a Gutiérrez, al señalar que “fue un verdadero ejemplo en su compromiso con el deporte limpio. Fue un experto trabajador, dedicado y respetado no solo en Venezuela, sino también en la comunidad internacional antidopaje, y muy apreciado por sus colegas de la región y su legado permanecerá por siempre”.

Gutiérrez, quien también fue titular encargado de la farmacia del Instituto Nacional de Deportes (IND), por alrededor de tres décadas, dictaba charlas a grupos de atletas sobre lo que se entendía por juego limpio, basado en el contenido del Código de Ética Deportiva, elaborado por el Comité Olímpico Internacional (COI).

De acuerdo con lo expresado por sus discípulos, que lo recuerdan en todo momento, sus orientaciones estaban dirigidas al modo de pensar de un competidor, que debería luchar por la superación diaria, pero al mismo tiempo ir contra las trampas, el engaño, con la honestidad por delante, para combatir la violencia verbal hacia el contrario, contra el racismo, por considerar al deporte como una actividad que enriquece las relaciones sociales y la amistad entre los pueblos y evitar la automedicación.

El recuerdo que deja el doctor Gutiérrez es de aprendizaje permanente, porque siempre fue señalado como un ciudadano honorable a toda prueba.

También se recuerda que dictaba charlas a grupos, a los cuales señalaba en todo momento las responsabilidades que deben tener los directores técnicos, árbitros, las organizaciones deportivas, los médicos y ayudantes. Incluso a comunicadores sociales, para que dirigieran sus actividades hacia la honestidad, valor que incluye el juego limpio y al antidopaje.

JULIO BARAZARTE / CIUDAD CCS