En la Batalla de Carabobo la comunicación fue un bastión

0

En el marco del ciclo de foros a propósito del Bicentenario de la Batalla de Carabobo, este miércoles se realizó en la redacción de Ciudad CSS, el conversatorio “Entorno comunicacional de la Batalla de Carabobo: ¿Cómo se comunicaban?”, a cargo de la historiadora y magíster en Historia de América Contemporánea, Diana Pérez Mendoza, y moderada por Mercedes Chacín, directora de este semanario. La misma se realizó completamente en vivo, a través del canal en Instagram @ciudadccs y @ccsfundarte, simultáneamente.

Dentro del foro o conversatorio se tocaron varios temas relativos a los modos de comunicación que se empleaban durante la batalla.

COMUNICACIÓN Y EMANCIPACIÓN

Pérez, en su participación, hizo ahínco en los principales factores que predominó en el entorno a la Batalla, especificando a la comunicación como bandera.

Para la historiadora, Bolívar se fijó en el hecho comunicacional en aprovechamiento de los recursos que en aquel entonces había, calificando a la Gazeta de Caracas y al Correo del Orinoco como principales bastiones para el interés realista, patriota y de lucha.

En este sentido, profundizó el hecho de que, “Bolívar tuvo esa visión de tomar Caracas como fuerte comunicacional, no solo porque en la capital se imprimía la Gazeta…, sino como centro político, y se fija en el núcleo del pueblo, tomándolo así como una campaña hacia la Independencia, ese era el papel de los medios”, acotó Pérez en medio de su participación.

Del mismo modo, dio a conocer los detalles por el cual el Correo del Orinoco, medio fundado el 27 de junio de 1818 por el Libertador Simón Bolívar, contribuyó a dar una respuesta coherente a los comunicados enviados por el imperio español.

A su vez, citó el libro La visión de los vencidos, de Miguel León Portilla, para hacer un cuadro comparativo de lo que realmente eran las intenciones de España con América Latina desde la época de la conquista hasta la Colonia, catalogándolo de “enemigo súbito”, es decir, el Reino de España no era lo que otros medios decían.

RUMORES E IMPARCIALIDAD

Entre otras particularidades de cómo se comunicaban durante la Batalla de Carabobo, su antes y después, Pérez caracterizó el dominio de los “chismes” y los “rumores” mediante cartas, comunicados, discursos y proclamas. Recalcó que los mismos eran utilizados para despistar al enemigo, haciendo énfasis en lo que ellos descifraban con códigos, ya que “una carta de Carabobo a Caracas tardaba días en llegar”. Asimismo, acertó desde un punto comparativo aquellos hechos de esa época con la actualidad, “cambian los enfoques, cambian los sistemas de comunicación, pero en el fondo es lo mismo, es desvirtuar al otro, a esos personajes que luchan por una libertad, que atentan contra intereses internacionales e intereses nacionales de los sectores poderosos, y que utilizan el mecanismo del descrédito”.

José Antonio Valero / Ciudad CCS / Foto Américo Morillo