Entrevista | “Caracas va a ser fortalecida con los triajes covid-19 Barrio Adentro”

0

Jessica Lalama

Una cojedeña que fue criada en Barinas y desde hace nueve años está en Caracas es nuestra invitada en Cita con la Actualidad, con ella trataremos un tema que ya lleva un año de vigencia en el mundo como es la pandemia por covid-19, pues está al frente del Gabinete Social de la Alcaldía de Caracas que es el encargado del tema salud, está optimista porque esta semana iniciarán el proceso de desconcentración de los triajes.

Jessica Lalama se considera una persona formada para el rol que desempeña en el municipio, así lo dejó ver en esta cita en la que también intervinieron Mercedes Chacín, directora de Ciudad CCS, César Alvarado, Matías Aberg Cobo y Gustavo Mérida.

—Yo vengo de la militancia en el Frente Francisco de Miranda (FFM) y he sido formada para el trabajo social. Luego de tener tareas políticas en ese ámbito de la organización empecé a asumir tareas institucionales.

—¿Cómo ha sido su trabajo como encargada de la lucha contra el covid en Caracas?

—En el ámbito de toda la gestión que se ha venido haciendo en el marco de la pandemia, yo no quisiera decir (solo) de la pandemia, porque Caracas ha estado sumergida bajo una situación de trabajo mucho más acelerado no solo desde que comenzó la pandemia el 13 de marzo (2020), sino que viene desde el apagón (marzo 2019), desde el saboteo eléctrico que nos hicieron Caracas vive sometida a un trabajo mucho más dinámico, más cuidadoso, de enfrentarse a las situaciones que el imperialismo ha impuesto.

Viene teniendo una gestión mucho más dinamizada, más pensada en el ejercicio de qué hacer, con quién hacerlo y cómo hacerlo, que ha ocasionado que las organizaciones del poder popular puedan ponerse como las principales protagonistas del ejercicio de la gestión en aspectos como gas, agua, la pandemia del covid-19, de la salud. Sin esa participación sería imposible hacerlo, porque bajo las metodologías de la institucionalidad, solo de la institucionalidad no se podría derrotar elementos como la pandemia, sin la participación de un comité de salud en la comunidad para realizar las jornadas de prevención, por ejemplo, sin el Sistema de Fuerzas Caracas Caribe y todas sus organizaciones de jóvenes, de mujeres, de la sexodiversidad, del deporte, de la cultura, de la recreación, de un conjunto de organizaciones y también con la participación de todas las fuerzas políticas del Gran Polo Patriótico y el Partido Socialista Unido de Venezuela, o sea hay una unidad de organizaciones, de figuras políticas, de autoridades, de instituciones y de nuestro pueblo que radica sobre todo en la experiencia fundamental de los CLAP, de los jefes y jefas de calle y de la comunidad, esa es la combinación de lo que ha hecho Caracas desde el apagón de 2019 y luego en 2020 en la pandemia.

Eso ha hecho que emerja un Estado Mayor, unidad de mando, organizaciones dispuestas para batallar en el ejercicio de que a una circunstancia, una acción determinada, una estrategia, esa combinación creo que es la que ha hecho que podamos comprender a Caracas en situación de guerra.

—En el caso del caraqueño ha habido como una aceleración de algunos sentimientos.

—En estos momentos se exacerba el miedo, la ansiedad porque quieres hacer cosas que estabas acostumbrado y no puedes, eso tiene una afectación psicológica, y los seres humanos para mantener el sistema inmunológico alto, el sesenta por ciento de eso (depende de) de las emociones, los sentimientos, de la forma cómo nos relacionamos con otros, con el entorno.

—¿Cómo enfrentar al covid-19?

—El presidente Nicolás Maduro, quien ha dirigido con la vicepresidenta (Delcy Rodríguez) el Estado Mayor de Salud contra la pandemia, dijo que hay cuatro frentes de trabajo. El primero la atención, ir al método venezolano de visita casa a casa. Los chinos vinieron y fueron con nosotros al casa a casa, los CDI (Centro de Diagnóstico Integral), a las SRI (Salas de Rehabilitación Integral) y dijeron “nos sorprende lo que ustedes han hecho”, el método, hicieron todo un proceso de sistematización de la experiencia venezolana. Dijeron que uno de los éxitos fundamentales para ser uno de los países de Latinoamérica y del mundo con menor cantidad de letalidad y contagios, ha sido la visita casa a casa, pero el otro es la conducción política. Ha dicho el presidente “hay que conducir políticamente la pandemia”.

En Caracas se ha instalado un estado mayor con la alcaldesa Érika Farías al frente, el jefe de gobierno de Caracas, con todos los compañeros que han venido desempeñando funciones de gobierno. Se han juntado todos los compañeros y compañeras de las diferentes direcciones de salud, pero además de eso se incorporó el sistema de fuerza, todas las instituciones del transporte público, la policía, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana; es decir, ha sido un proceso de dirección política, estratégica, en unión cívico-militar para gestionar integralmente la pandemia.

Esta es una pandemia en un contexto de guerra, de bloqueo criminal que ha limitado que Venezuela pueda comprar insumos, tratamientos y a pesar de eso el segundo eslabón que el presidente ha destacado dentro de los frentes de batalla ha sido garantizar gratuitamente los tratamientos a todas las personas que sean positivas al covid-19.

El tercer frente de batalla es ampliar las capacidades si hacen falta camas, y para eso nuestro comandante supremo Hugo Chávez dejó la estrategia de Barrio Adentro Salud. Habría que pensar si desde 2003 para acá no se hubiera creado toda la infraestructura que se creó desde el nacimiento de esa Misión.

Si no se hubiesen pensado en los consultorios médicos populares, las más de 593 infraestructuras de salud como CDI, SRI que existen en Venezuela, creo que fuese muy cuesta arriba hoy poder gestionar la pandemia.

Es impactante cómo nosotros, un país bloqueado, hemos mantenido la contención del covid-19 a diferencia de países neoliberales en el mundo con mayor capacidad económica. La diferencia es la gestión de la pandemia enfocada en el ejercicio comunal de protección integral y social del pueblo.

Creo que fundamentalmente tiene que ver con la dirección política, con ir creando un modelo de salud social, comunitario, gratuito y preventivo.

—¿Cómo estaban los sistemas de salud antes de la pandemia?

—Ningún sistema de salud estaba preparado para asumir esto, pero Venezuela tiene la fortaleza chavista de haber tenido infraestructuras, en Caracas hay 736 consultorios populares, 39 CDI, sin eso yo creo que hoy fuese imposible (contar con) el tercer frente de trabajo de capacidad para hospitalización del pueblo en Caracas.

—¿Cuál es la dificultad más grande que ha conseguido?

—Tiene que ver con que las personas puedan tomar conciencia de que el covid de verdad existe, que afecta la sintomatología y que puede ser letal si no se trata a tiempo. Encontrarse a personas que pudieron haber salido cinco días antes a atenderse, haberle dicho al vecino, a la vecina, al médico del consultorio popular o acercarse al CDI, al hospital. Es una de las cosas que angustia, que duele, porque tiene que ver con el ser humano.

No te quedes encerrado en tu casa. Eso da como una cierta impotencia y dolor. Creo que es lo más difícil. Por eso, si tenemos que recomendar algo con fuerza es que nadie se quede en casa con síntomas, acércate al centro de salud más cercano, o díselo a tu jefe de comunidad, pues, porque el método venezolano dice: casa a casa, voy y te busco, pero si no quieres salir, ahí es donde está el problema. Creo que es una de las cosas más difíciles.

—¿Nuevos proyectos para combatir la pandemia?

—A partir de esta semana va a comenzar el proceso de desconcentración de espacios para triaje covid. Esa es una experiencia en la que yo confío infinitamente, porque tiene que ver con la organización, aquí se combina la brigada de prevención popular de la comunidad, el jefe de calle, los ejes de gobierno popular de Caracas, donde hay 119 ejes de gobierno popular y la estrategia es instalar por cada eje un consultorio para triaje covid. ¿Hoy cuantos triajes hay en Caracas? Siete hospitales, cinco CDI y el Poliedro de Caracas, esos son los triajes que existen hoy. Nosotros estamos proponiendo ir a la ampliación de 119 en los consultorios médicos populares, Barrio Adentro. Entonces, de esos 119 esta semana comenzamos con 41 en cuatro parroquias: Sucre, El Valle, Coche y Altagracia.

—¿Cómo funciona el triaje?

—Llega la persona al consultorio popular, es atendido por el médico, su enfermera, su promotor de salud. Se hace una consulta de cómo está, cuáles son los síntomas, se ausculta, se le toma la tensión, la saturación (de oxígeno) en sangre y se diagnostica. El objetivo es acercar el triaje para que la gente pueda atenderse cuando tiene síntomas, le atienden y le hacen un diagnóstico certero y temprano, ese es el objetivo, porque en ocasiones la persona puede sentir que no puede respirar y resulta que tiene un ataque de pánico. Entonces con el médico, auscultando bien sus pulmones, si presenta la sintomatología covid, que puede ser leve, moderada, grave o asintomática, se refiere que es el tercer paso del triaje.

Un paciente que tiene tos, que le dio fiebre, malestar general y le duele la cabeza, falta de olfato y de gusto, ese es un paciente leve. ¿Adónde van los pacientes leves? En el consultorio se refieren para una SRI y para el Alba Caracas (100 habitaciones como hotel sanitario).

Un paciente moderado tiene dificultad respiratoria y uno grave es el que tiene dificultad respiratoria severa, ambos son remitidos a CDI y hospitales.
Lo fundamental es atenderse ante el mínimo síntoma para no pasar a moderado y necesitar oxígeno. Caracas va a ser muy fortalecida con los triajes covid Barrio Adentro.

—Hay denuncias sobre especulación con el oxígeno, ¿qué disposiciones pueden aplicar?

—Lo primero que tenemos que hacer es denunciarlo por el VEN 911. Hacer que el oxígeno se convierta en una mercancía es especular con la vida.

Estamos trabajando desde el lunes una experiencia con PDVSA de la carga de oxígeno gratuito para ser un pulmón que acelere la dinámica del oxígeno, se está haciendo en Caracas, Miranda y La Guaira. Como revolución tenemos que garantizar ese servicio, hay una mesa de oxígeno en Caracas que se encarga del proceso de gestión permanente porque es muy demandante y compleja.

—¿Algún mecanismo para atender las situaciones emocionales que genera la pandemia?

—Trabajamos una propuesta con los Psicólogos por el Socialismo para que en las próximas semanas pueda implementarse un mecanismo de atención a las situaciones que ocasiona la pandemia. Deberíamos presentarlo en los próximos días para que pueda, al igual que las terapias postcovid, ser un ejercicio para la atención de lo emocional, lo psicológico y por supuesto las afectaciones que el coronavirus ha dejado como la pérdida de memoria, entre otras.

El segundo elemento es que toda persona con secuela postcovid, tiene que dirigirse a alguna de las 14 SRI que hemos dispuesto para la atención, diez recursos terapéuticos dispuestos para el pueblo en este tema, desde acupuntura, masajes, hasta terapia respiratoria.

—¿Qué impacto han tenido las SRI y las Farmacias Caribe?

—Con la terapia postcovid estamos haciendo un proceso de sistematización de esta experiencia. De los más de 1.700 casos que ya han pasado por las Salas de Rehabilitación Integral tenemos 74 que están siendo estudiados.

En lo referente a las Farmacias Caribe han impuesto un dispositivo de poder acercar a un precio justo los tratamientos, hoy tú puedes adquirir a muy bajo costo el tratamiento básico del covid.

Venceremos al covid, debemos de ser conscientes de cuidarnos, si estamos pendientes de prevenir no tendremos una situación compleja (…) Seguimos con el desafío que nos impuso el presidente Maduro, salvar vidas.

Esencia de los resultados en Venezuela

>La dirección política y estrategia para la gestión de la pandemia, liderada en primera persona por el presidente Nicolás Maduro, que ha generado alternativas para garantizar los elementos fundamentales que ha necesitado la República para resistir los embates de la pandemia.

>El modelo de salud social, comunitario, gratuito y preventivo asumido hace muchos años por la revolución, que sirve de escudo protector y refleja los esfuerzos implementados en materia de salud para sortear la pandemia.

>El pueblo convertido en organización comunal en cada casa, calle, comunidad, parroquia, municipio y estado, tenemos una organización popular sólida y unida, que se moviliza en unión cívico, militar e institucional en las tareas sustantivas y emergentes que amerita cada escenario.

>El apoyo internacional recibido. Venezuela no está sola, ejemplo concreto la solidaridad recibida en los aportes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización Panamericana de la Salud (OPS), las hermanas repúblicas de Rusia, China y Cuba.

>Las fortalezas del sistema de protección del pueblo, direccionadas desde el Carnet de la Patria, que facilita la comunicación y la atención del pueblo según sus necesidades.

Biografía Mínima

Jessica Geraldine Lalama Milán nació en San Carlos, Cojedes. Desde los doce años vivió en Ciudad Bolivia, Barinas, donde comenzó su militancia en el Frente Francisco de Miranda (FFM) hace 18 años.
En suelo barinés se mantuvo hasta hace nueve años, cuando se trasladó a Caracas.

Fue directora del Fondo de Desarrollo Agrario Socialista (Fondas), de Organización del FFM, ambos en Barinas, presidenta de la Fundación de Programas de Alimentos Estratégicos (Fundaproal), directora general del Despacho del Ministerio del Poder Popular para las Comunas y Movimientos Sociales y se desempeña como jefa del Gabinete Social de la Alcaldía de Caracas.

Ciudad Ccs / Juan Cermeño | Fotos Jacobo Méndez