Garota de Ipanema

0

En 1962, Antonio Carlos Jobim y Vinícius de Moraes se la pasaban tomando tragos en el bar Veloso, en la esquina de Prudente de Morais y Montenegro, de la hermosa playa de Ipanema, en Río de Janeiro. Ya habían creado el bossa nova y es de imaginar que, al fragor de las copas y acompañados por la extraordinaria guitarra de Joao Gilberto, se la pasaban cantando e inventando, como los geniales músicos y poetas que eran. Da como cosquilla y hasta sana envidia pensar en los afortunados parroquianos que visitaban el bar.

El cuento es que ocurrió el milagro, una hermosa y dorada muchacha de 16 años pasaba todos los días camino del mar, contoneando sus exuberantes caderas y en ocasiones entraba al bar a comprar cigarrillos para su madre, y por supuesto pasó lo inevitable, ¡se enamoraron de la garota y compusieron una canción!… al principio la titularon “Menina que passa” y como quien mata dos pájaros de un tiro, Vinícius la usaría para Dirigível (Dirigible), una comedia musical en la que estaba trabajando.

Finalmente quedó como Garota de Ipanema y, según los chismes, Jobim le pidió matrimonio, lo que generó una culebra con el novio, hoy marido de Helô Pinheiro, la musa de los poetas. Sin embargo, la sangre no llegó al río porque Jobim y su esposa Teresa fueron padrinos de la boda. Pero el chisme mayor –según el Kike Gavilán, jajaja– es que después de aquella grabación que nombré la semana pasada, Stan Getz le quitó la mujer (Astrud) a Joao Gilberto.

Norman Gimbel adaptó la letra al inglés y la grabación de Astrud Gilberto, João Gilberto y Stan Getz rebautizada The Girl from Ipanema se convirtió en éxito mundial. Hubo versiones notables como la de Frank Sinatra junto al propio Jobim en un programa de TV, y entre otras, Sammy Davis Jr. Cher, Nat King Cole, Herb Alpert and the Tijuana Brass, Madonna y Amy Winehouse en su último álbum, recopilatorio y póstumo, la interpretó a su estilo.

Me encanta La chica de Ipanema en español, versión de Jarabe de Palo.

HUMBERTO MÁRQUEZ