BASTANTE HISTORIA HAY AQUÍ | Notas sobre la historia insurgente

Pedro Calzadilla

0

Cuando el Centro Nacional de Historia cumplió 10 años realizamos una serie de conferencias destinadas a reflexionar sobre el sentido y alcance de la Historia Insurgente. En esa ocasión, robándole tiempo a las numerosas necedades burocráticas, preparé un esquema con alguna de las ideas que expondría en uno de esos encuentros en el que junto a mi hermano Luis Pellicer me correspondió participar. Ahora que el presidente Nicolás Maduro ha puesto de nuevo sobre el tapete el debate sobre la interpretación de nuestra historia, me atrevo a publicarlas aquí tal y como quedaron guardadas en el disco duro de mi computadora.

1. La Historia Insurgente es un proyecto político historiográfico. Es el nombre que agrupa todas las miradas, perspectivas, enfoques, metodologías historiográficas que soportan, acompañan, apoyan y sostienen la Constitución de 1999. Es decir, una historia que hace buenos los contenidos del preámbulo de nuestra Constitución y el resto de los contenidos históricos presentes en nuestro libro común. Es por lo tanto una categoría que nomina las maneras de vivir, entender, explicar, conocer nuestro pasado en coherencia con el Proyecto Nacional Simón Bolívar.

2. Es un proyecto descolonizador que parte de la premisa de que no es posible la liberación de un pueblo si no se libera (primero/simultáneamente) en su “conciencia histórica”, por lo tanto opta por accionar en la dirección de la transformación de la conciencia histórica.

3. Guarda coherencia con el Proyecto Nacional Simón Bolívar. En ese sentido es uno de los componentes fundamentales del legado de Chávez: la dimensión y perspectiva histórica Bolívar–Chávez.

4. Entiende que toda historia es política, no que toda historia es historia política sino que toda historia es, aunque no lo quiera así, política. (en todos los tiempos y lugares).

5. Pone el énfasis en el reconocimiento y visibilización de los sectores históricamente excluidos (trabajadorxs, mujeres, campesinxs, trabajadorxs, marginalizadxs, negrxs, indígenas, sexodiversxs).

6. Entiende la historia como el desarrollo dialéctico de las relaciones de dominación – liberación y recupera la fuerza social de resistencia-insurgencia como línea que hilvana el recorrido histórico de nuestro pueblo. Devela los mecanismos de dominación y las formas de organización popular para la resistencia – liberación.

7. Identifica como protagonista de la historia al pueblo en tanto “sujeto histórico revolucionario”, sujeto transformador.

8. Propone un relato histórico que supera la visión archipiélago y propone otra que permite comprenderla como un complejo y diverso proceso que identifica en el proyecto insurgente y emancipatorio la fuerza vital que le da unidad y sentido.

9. Se esfuerza por proporcionar inteligibilidad a los complejos desarrollos sociohistóricos que integran todos las épocas, las regiones, las acciones, y los sectores sociales en su recorrido histórico.

10. Funda su representación del “pasado” en su dimensión del “presente”: la historia como “pasión de actualidad” (Enrique Bernardo Núñez), como saber y sensibilidad que cobra sentido sólo con los anteojos del tiempo presente, con las circunstancias y desafíos actuales.

11. Entiende a la historia, no como saber libresco, académico, inanimado (acaso animado en el abostecedor trajin académico) sino como fuerza articuladora de la acción revolucionaria, como palanca para orientar la transformación de la realidad.

12. Desde bases conceptuales sólidas se aleja de todo chauvinismo, dogmatismo y sectarismo para nutrirse libremente de la tradición historiográfica revolucionaria, descolonizadora, popular y de izquierda construida en diversas regiones del mundo (Historia marxista, historia militante, historia compromiso).

13. Entiende la historia del pueblo venezolano en su dimensión nuestroamericana y en estrecha relación con la historia de la humanidad.

14. Entiende el protagonismo del pueblo no sólo en su accionar histórico concreto sino también como sujeto-protagonista en la construcción de su propio relato histórico, es decir entiende al pueblo como pueblo-historiador (el pueblo hace su propia historia de las misma forma en que la cuenta).

Lista sucinta de temas para conversar, debatir, construir. Ideas, preguntas, cuestionamientos nacidos de la acción colectiva, creadora y militante de quienes militamos en la Revolución Bolivariana, de quienes integramos nuestra entrañable Red de Historia, Memoria y Patrimonio.

Pedro Calzadilla